martes, 28 de agosto de 2007

G!selle 2


Esto era ninguna parte. Giselle y Tabata estaban atoradas justo aqui. En ninguna parte.
¿Cuánto tiempo llevamos aqui?- dijo Tabata calculando con su reloj de muñeca.
Giselle no respondió..y se movió en circulos por la hermosa sala de gusto ingles antiguo..
Giselle harta de dar vueltas se dejó caer en uno de los sillones antiguos con aire de pesadez.
Tabata se dejo caer en el sillón de enfrente frustrada por no concer la hora.
Siempre esta como queremos- susurró tabata poniendo la cabeza entre las manos.
Siempre esta lo que necesitamos- dijo Giselle tomando la tasa de café humeante que había aparecido delante de ella.
Tabata la miró con una expresión extraña.
Giselle entendía un poco de aquella expresión pero trato de ignorarla y continuó tomandose el café.
¿Cómo puedes necesitar café en un momento así?- dijo Tabata con una voz un poco acusadora.
¿Un momento así?- dijo Giselle con ironía- pero no sabemos ni que momento es, además, estoy nerviosa. Y lo necesito
Y la cafeína hace que te den más nervios cuando dejás de tomarla!- dijo tabata frustrada.
Entonces no dejaré de hacerlo- dijo Giselle terminándose el café y comprobando que la tasa volvía a llenarse.
Necesitamos una salida- dijo Tabata.
Ya hemos intentado eso un montón de veces- dijo giselle mirando las ventanas que tenían un hermoso paisaje- es lo único
que la casa no nos dá.
Eso y un teléfono- susurró Tabata.
Giselle sacó su celular de la chaqueta que llevaba "sin señal". Una y otra vez el celular decía eso. "Sin señal"
Sin señal, sin idea de donde estamos, sin un lugar y con toda una casa hermosa.
Voy a la biblioteca- anunció Tabata- ya no sé que más hacer aqui todos los días!
¿qué días?- dijo Giselle
Pero Tabata ya estaba muy lejos como para oirla, el ruido de los pasos quedó amortiguado en alguna de las habitaciones
siguientes.
Giselle no se molestó en seguirla. ¡Quién sabe donde rayos estaría la biblioteca de Tabata!
Giselle en cambio si sabía donde estaba su biblioteca! que por las descripciones que ambas se habían dado, no era la misma
aunque contenía algunos tomos iguales que eran del mismo interés de ambas.. había diferencias notorias.
Según Tabata para llegar a su biblioteca había que caminar por unas cuantas habitaciones.. bajar unas escaleras y voilá.
un enorme salón lleno de libros por todas las paredes, estantes y una mesa enorme para trabajar,contenía grandes cuadros
renacentistas que a tabata le gustaban mucho... habia en una esquina una suave alfombra y un sillón grande con una lampara
cerca todo esto junto a una ventana que siempre mostraba un día cálido o noches tranquilas dependiendo del humor de tabata.
Para ir a la biblioteca de Giselle en cambio habia que caminar unos cuartos..subir unas escaleras..caminar un poco más.
entrar a un cuarto ..pequeño..que solo contenía una escalera abrir una trampilla y entrar en una habitación circular
como una torre..todas las paredes estaban cubiertas de libros, había baules antiguos y una pequeña comoda que contenía
ciertos licores refinados de los que Giselle gustaba.
había enormes sillones suaves y comodos alfombras muy mullidas y una enorme ventana que daba un paisaje nevado
una noche tranquila..con suave nieve.. o un día hermoso.. o un día de lluvia..imparable..había algunas cuantas pinturas..
principalmente de hadas y seres fantásticos.

El único lugar imparcial de la casa era la sala inglesa donde habían estado hace unos segundos.
siempre así siempre igual. Tabata y Giselle la habían frecuentado cada vez menos..
Al principio permanecían ahí casi todos los días. incluso insistían en dormir en los sillones
para permanecer juntas el mayor tiempo posible dentro de ese inmenso mundo que amenazaba con deborarlas.
pero últimamente ambas se culpaban un poco de todo y ambas estaban demasiado triste como para soportar mirarse más de un par
de horas al día. Muchas veces no había ni ese par de horas. por que sus horarios comenzaban a alterarse totalmente.
lo que era noche para Tabata era día para Giselle o a veces ellas hacían las noches o los días mas largos según el animo
la situación o lo que pasara dentro de sus cabezas.

Giselle se quedó ahí en la sala inglesa.. cerró los ojos y se recargó por completo en el sillón pensando.
¿Cómo habían llegado ahi?
¿Cómo?

1 comentario:

Bichidoll dijo...

Achiiii interesante, interesante O.O sabes que adoro cuando me cuentas historias jejeje bueno, esta es publica, pero siempre me ha gustado n_n mucho mucho!!!!!!!


Ale