viernes, 28 de septiembre de 2007

Giselle 9

[En alguna parte]

Jim, Jack y Julian estaban dando vueltas en la habitación cuando las chicas entraron.

No lo hayamos nosotras tampoco- dijo Lu con preocupación.

Lilian estaba al borde de las lágrimas.

Jack la sujetó.

La puerta se abrió y Nick entró en la habitación.

Jim estaba apunto de reñirle por haberlos hecho preocuparse.

Pero Nick se desplomó apenas cruzo la puerta.

Lilian soltó un grito y se cubrió con Jack.

Nick estaba ahí, completamente golpeado, mojado y lleno de sangre.

Te torturaron- dijo Julian con una voz que no parecia suya.

Lu se quedo fría y trató de moverse hacia él.

Jim lo levantó con cuidado y lo sostuvo contra la pared.

Quien lo diría- dijo Nick escupiendo sangre- te preocupo ahora?

Cállate idiota- dijo Jim esbozando una vaga sonrisa.

Jim le miró el cuello.

Nick cambió la expresión.y se tocó el cuello rápidamente. El collar, estaba roto.

Maldito…- susurró Nick- de todas las cosas…tenía que romper el collar..

La cadena de plata seguía brillandole entre la sangre, solo la pieza que colgaba daba detalle de ausencia, en la cadena solo quedaba donde una vez se había sostenido..algo.

Así que Jim, se quedó sin la respuesta.

¿Qué sucedió?- dijo Jim.

Pues me fui a una fiesta- dijo Nick mirándolo.

Ni convaleciente puedes hablar enserio?- dijo Jim con ironía.

Le quitará diversión al asunto- dijo Jim.

Lu se acercó y con una manta húmeda comenzó a limpiarle las heridas.

Jack llevó a lilian a su cuarto que no soportaba tanta sangre. Julian le dio un vaso de agua a nick que la bebió con cuidado.

Jim se sentó en la cama y miró a Nick.

No debimos dejarte solo- dijo Jim.

Entonces seríamos todos los convalecientes y nadie me estaría atendiendo- dijo Nick riendo con ironía.

Jim se quedó callado.

Ese collar..- comenzó Jim.

No quiero hablar de ello- comentó Nick sacando un papel de un bolsillo secreto en su chaqueta.

Lu lo miró y lo desdoblo con cuidado.

Esto es- dijo julian mirando.

Si- dijo Nick- tengo el código, tenemos otra oportunidad

Jim sonrió.

Un gracias estaría mejor- dijo Nick

Cómo decirlo..- dijo Jim- no eres tan afortunado.

Nick sonrió.

Deberías descansar- dijo Julian

Si- dijo Nick- lo haremos luego.. ahora….de verdad que si quiero descansar.

Con ayuda de lu y Julian, Nick se acostó en la cama y se quedó dormido.

No sé si sea bueno que duerma- dijo Julian.

No parece tener contusiones- dijo Lu- y le haría bien descansar..

Lu beso a Julian y se fue a su habitación. Jack entró después de 5 min enterado de la situación.

Entonces será más tarde- dijo Jack subiendo a la litera- y ya que Nick está en mi cama..supongo que me toca arriba.

Jim subió a su litera. Y Julian se acostó. En la cama d abajo d la de Jim.

Jack Miró el reloj.

Eran las 2 de la mañana.

Debemos fingir no saber nada- dijo Jack- así que dormiremos hasta tarde, comeremos..haremos lo de siempre. Tendrá que ser en la madrugada.

Jim y Julian asintieron.

Hay algo raro en todo esto- dijo Jim- en voz alta, hay cosas que no me convencen para nada…

Jack lo miró.

No sé si has notado- dijo Julian- que todo esto es raro.

Sé que Nick no te cae muy bien- dijo Jack- pero..

Si si – interrumpió Jim- ya lo sé, solo es que… olvídenlo.

[En ninguna parte]

Giselle se levantó. Trató de ver la hora, cuando recordó que no tenía caso.

Pero según su instinto eran como las 4 am y como esa casa iba con su instinto, efectivamente debían serlo. Miró a su lado. Tábata no estaba.

Giselle se levantó de prisa y se puso las zapatillas. Sabiendo que era inútil, buscó a Tábata.

Tábata por su parte se había levantado a las 3 y algo de la mañana (o eso creía) y seguramente, eso era.

Dejó a Giselle durmiendo y quiso ir a la cocina por algo. Tábata sabía que las cosas se aparecían. Pero eso de ir a la cocina, debía ser una costumbre no?.. debía ser como antes. ¿Y qué tan antes había sido?

Sé quedó ahí sentando mientras tomaba un vaso de leche y un pan dulce que encontró.

La cocina era acogedora, una pequeña mesa redonda con sus sillas, era color verde con blanco, decoraciones en las paredes de algunas flores, un único alumbrado en el techo d una forma ovalada y verde, un refrigerador, estufa, alacena, horno de microondas, un aparato para hacer jugo, y quien sabe que más cosas. Tábata tenía que admitir que la cocina era hoguera, y que el mantel de la mesita era de un gusto excelente y delicado.

Giselle entró en la cocina, Tábata no estaba ahí ¿o si?.. quien sabe como era la cocina de Tábata.

Giselle miró era una gran cocina de color blanco, con algunos acabados rosa pastel de cenefa con estrellitas plata. Había varias lámparas de color aluminio alumbrando el centro.. y unas cuantas más para las paredes, una iluminación muy buena y repartida, en el centro de la cocina había una barra que era un desayunador blanco, con bancos altos a juego de color rosa y negro con acabados metálicos plata.

La estufa y el refrigerador eran color aluminio y había una alacena también, un microondas, una cafetera, un lugar para lavar la cristalería y la vajilla.

Giselle miró a ambos lados, la cocina era realmente magnifica. Abrió la alacena y sacó unas galletas de pasta.. que le encantaban. ¿Enserio le encantaban?... Y después tomo la leche fresca, le puso canela con azúcar y sonrió. No bebía eso desde que era niña. Un recuerdo se activó en su mente. ¿Ella siendo niña? Fuera de esta casa, si, afuera.

Tábata escuchó un ruido, pero era su imaginación, o eso pensaba. Había terminado de comer y decidió que era hora de ir a la sala inglesa. Miro el frigorífico, había un pequeño cuadernillo imantado para notas, con hojas verdes, amarillas y naranjas por adorno tenía una flor.

Giselle miró un cuadernillo imantado de color negro con una estrella y hojas rosas y lilas.

Tábata escribió: Hoy Tábata estuvo aquí y comió un pan delicioso con leche fresca. Conteo de días. 1

Giselle miro el cuadernillo. Letras empezaban a aparecer. Vio la clara letra de tábata.

Estaban en el mismo sitio!

¿En el mismo sitio?

Giselle escribió: Hoy día 1. Giselle tomó leche con canela y galletas de pasta y descubrió que este cuadernillo también lo usa Tábata.

Tábata miró estupefacta el cuaderno cuando debajo de lo que había escrito apareció la letra inconfundible de Giselle.

Volveré a la sala inglesa ahora. Te veo ahí. atte. Tábata.

Tábata escribió eso con velocidad y sin esperar respuesta salió de la cocina.

Ahí te veo. Contestó Giselle que no lo escribió muy bien y salió precipitada.

miércoles, 26 de septiembre de 2007

My meez =)







Visit my space www.myspace.com/nightdarkprincess

domingo, 23 de septiembre de 2007

Giselle 8

Giselle 8

Esto era ninguna parte.

En ninguna parte todo resultaba maravilloso.

Ninguna parte era el lugar donde estaban Tábata y Samantha.

Siempre dentro de los límites de una hermosa casa encantada. Siempre en los límites de algo.

Una casa que te daba lo que querías, lo que necesitabas con solo desearlo.

Y si ellas querían una piscina. Era lógico que esta, estuviera ahí. O no?

Tenemos piscina- dijo Tábata aliviada apareciron unos vestidores.

Samantha se quedó quieta.

¿Qué pasa?- dijo Tábata.

No me gustan los trajes de baño- dijo Giselle cruzando las manos.

Tábata se rió.

¿Qué es tan gracioso?- dijo Giselle mirándola un tanto molesta.

Qué aún te preocupes así por tu físico cuando solo estamos nosotras dos- dijo Tábata- ¿cuántas veces te he de repetir que no estás gorda?

No hará falta cuando no lo esté- dijo Giselle mirándose.

No vamos a empezar con eso de nuevo- dijo Tábata- solo vamos a cambiarnos y olvidalo de una buena vez.

Amabas se fueron a un vestidor.

Tábata Salió unos minutos después.

Llevaba un lindo traje completo de color verde agua con unas flores blancas.

Samantha salio un poco después. Traía un traje de baño negro, de dos piezas.. una especie d mini short con un top que se amarraba en el cuello y la spalda, ambas piesas tenían lirios y espirales violetas.

Ves?- dijo Tábata mirándola- no es tan malo o si?

Por que tu traje es completo y el mio no?- dijo Samantha mirandose.

Por que en tu subconsciente- dijo Tábata encogiéndose de hombros- no querías uno así?

Samantha no dijo nada.

Tábaa se tiró en una silla especial para tomar el sol y una piñada apareció en una mesita que había al lado.

Samantha en cambió se sumergió en la piscina.

Esto es tan relajante- comentó Samantha mientras tabata asentía.

[En alguna parte]

Esto era alguna parte. Alguna parte no era como ninguna parte.

Esta casa era la misma casa. Pero no estaba encantada. Al menos no en este sitio.

Las cosas eran más difíciles y por mucho que se desearan , no necesariamente funcionaban.

Tardaré un día o dos- dijo Nick encogiéndose de hombros- cambió todo, no puedo hacer mucho así.

¿Dónde están las chicas?- preguntó Jack.

Julian palideció.

Apresadas- dijo Jim- si hacemos algo, ellas..

Entiendo- dijo Jack apretando los puños- así que sería mejor salir de aquí no creen?

Pero..- comenzó Jim.

Ellas están bein- dijo Julian- eso ya lo sabemos, en cambio, no sabemos si Lilian y Lu estarán bien.

No eres el único que desea proteger a alguien- dijo Jack.

Jim desistió. Tenían razón.

Nos descubrirán si todos estamos aquí- dijo Nick- se supone que yo soy el que está enfermo, así que vayan , haré lo más que pueda. Y me llevaré información para ver si podemos…

Jack asintió.

Jim salió algo molesto de la habitación.

Julian corrió a la salida.

Nick miró lo que tenía enfrente.

Estiró las manos. Era complicado. Era pesado. Era estresante. Necesitaba relajarse un poco, por más que lo intentaba no daba con el código. Y no podía entender por qué.

Debería tener ese código, debería.

Una idea fugaz pasó por su mente y se puso a trabajar como loco.

Afuera Jim contemplaba el collar que tenía guardado siempre en la chaqueta.

¿Por qué no se acuerda de mi?- dijo Jim- será que se acuerda de algo más?...de alguien más..

Bajo la mirada y apretó el collar. No había momento para preguntas. Después de todo, ella había demostrado..en parte.. en parte todo esto había sido su culpa, si no fuera por esa discusión… ella tal vez..

Oyó un ruido de la habitación dondé estaba nick.

Entró precipitado

Hey Nick q pasa?!- gritó Jim mirando a todas partes.

Pero Nick había desaparecido.

Jim palideció, corrió a buscar a Julian y a Jack.

[En ninguna parte]

Hay algo en el agua!- gritó Samantha que salió corriendo.

Tabata se levantó asustada y se puso a mirar la superficie con Samantha.

No hay nada- dijo Tábata. A tábata le cayó algo en la mano que tenía extendida y lo miró con cuidado, era una pieda roja con forma de espiral. Sé quedó mirándola. La cabeza le empezó a doler de forma horrenda y se sentó de nuevo apretándose la cabeza con las manos.

¿Tabata?- dijo Giselle acercándose.

Esoy bien- exclamó tábata- solo, solo fue un mareo.

Samantha vió algo brillando.

Entró al agua de nuevo y lo tomó. ¿qué es esto?

sábado, 15 de septiembre de 2007

Giselle 7

Todos quisiéramos tener respuestas muchas veces.

¿Por qué nos resbalamos en el momento en que pasa la persona que nos gusta?

¿Por qué hacemos el ridículo y todo mundo se da cuenta?

¿Por qué reprobaste tu materia favorita?

¿Por qué caminamos más y no nos importa si hay una buena conversación? En cambio ¿Por qué a veces caminar solo mientras sientes que todos te observan es tan terrible?

Si, todos queremos respuestas.

A las preguntas simples siempre las hay, te pones nervioso, te distraes, no pusiste suficiente atención y empeño, por que tienes distracción, por que te sientes intimidado, solo y diferente; y eso, nunca es agradable.

Si, es muy fácil responder a las preguntas simples.

¿De dónde vengo?

¿A dónde voy?

¿Quién soy?

¿Por qué?

En cambio, para las preguntas difíciles, nunca hay una respuesta certera. La promesa de que llegará con el tiempo es la esperanza que nos mantiene creyendo en que hay motivos. Lamentablemente, para estás preguntas, no siempre llega la respuesta, o puede simplemente, que no la haya.





[En alguna parte]


¿Por qué te le enfrentaste así?- dijo Jim mirando de un modo extraño a Nick.

Eso ya no importa- dijo Nick incorporándose en su cama (dónde los otros lo habían puesto) y buscando entre las sábanas… lentamente se toco la chaqueta.

Enseguida sintió un peso extraño en uno de los bolsillos.

Jack lo puso ahí- explicó julian.

¿Qué es eso?- dijo Jim.

Este es el mio- dijo Nick con indiferencia- tu guarda tu secreto en tu chaqueta y yo guardaré el mio en la mia.

Jim desistió.

Jack le dio una palmada en el hombro a Nick.

La próxima vez que quieras recuperar algo- dijo Jack- trata de buscar que sea sin descargas eléctricas.

Nick esbozó una débil sonrisa.

Así que por eso fue! – gritó Jim- solo querías recuperar eso!

Bien, ahí tienes una respuesta- dijo Nick..y se tiró en la cama de nuevo.

Dijo que ambos eran collares…-comenzó Jim

Pero Nick ya no prestaba atención, se puso algo alrededor del cuello, y se aseguró de cubrirlo con la playera que llevaba.

Otra respuesta más- dijo Nick- estás de suerte.

Jim enfureció un poco.

Odiaba el sarcasmo. Y sin embargo viniendo de Giselle le producía más bien gracia, diversión o furia… dependiendo de la situación. Ella podía sacar emociones que el ocultaba…

Nick se tendió en la cama.

Jim hizó lo mismo y miró a otro sitio, pensando.

¿Qué significa?- dijo Jim en voz alta.

Ya has contestado dos de tus preguntas hoy, siéntete dichoso. Pero no abuses, no te lo diré- dijo Nick.


Jim ya no respondió.



[En ninguna parte]


Giselle se incorporó en el sillón. Entre las dormidas y las mal dormidas no se sentía del todo bien y tenía una sed terrible. Apareció una jarra de jugo de uva con hielos. Giselle rió para sus adentros.

¿De dónde salían todas estas cosas?

Buenos días- dijo Tábata levantándose.

Buenos días- dijo Giselle sirviéndose jugo en un vaso- quieres un poco?

Me encantaría- dijo Tabata sentándose.

Un vaso apareció y Giselle lo lleno con jugo.

El jugo cambio a naranja.

Giselle sonrió.

Disculpa- dijo Tábata sonriendo- es sólo que no me apetecen las uvas ahora.

Giselle se encogió de hombros.

¿Quién era él?- dijo Giselle.

Buena pregunta – dijo Tábata y después bebió gran cantidad de jugo, Giselle aprovechó para hacer lo mismo.

¿Qué quería?- pregunto Tabata- ¿Por qué ahora? ¿de dónde viene? Y ¿Por qué te conoce?

Estoy casi segura de que vienen del otro lado de la casa- dijo Giselle.

Yo sospecho lo mismo- dijo tabata.

Nunca hemos ido exactamente allá.. por que nunca sabemos como salir de aquí- anotó Giselle.

Así que no sabemos como son las cosas allá- dijo Tábata.

Giselle seguía dándole vueltas al asunto y a ratos se encontraba pensando en “él”.

Sus ojos le recordaban algo.

Es un azul raro… parece grisáceo.. pero de repente es cielo…- comentó en voz baja Giselle.

Tábata se soltó a reir.

Giselle salió de sus pensamientos.

A si que ahora piensas en sus ojos?- dijo Tábata entre la risa- creí que te importaba más saber de dónde venía!

Giselle se sorprendió se dio cuenta de que había estado hablando en voz alta.

Se ruborizó un poco.

Es solo que siento que pueden cambiar de color, con la luz o con los colores que él usa- dijo Giselle encogiéndose de hombros- no lo sé, me gustan.

Tábata se rio.

Giselle se puso a beber jugo para calmar el calor en sus mejillas.

Hace mucho que no me reía así.- dijo Tábata recargándose en el sillón- y que haremos hoy? Que tal si vamos a fuera a ver si hay una piscina .. nadamos y nos relajamos un poco.. han sido unos días estresantes..

¿Crees que haya piscina?- dijo Giselle imaginando.

Igual y si- dijo Tabata- lo averiguaremos si nos movemos!

Parece que por ahora es lo único que podremos averiguar ¿no?- dijo Giselle.

Al menos, tendremos una respuesta- dijo Tabata.




Si. Todos buscamos respuestas.

¿Por qué me produce eso el verle?

¿Por qué no me recuerda?

¿Qué es ese secreto que guarda con tanta fidelidad?

¿Pensará en mi?

¿Estará bien?

¿Cómo les va allá?

Todas las preguntas pueden ser contestadas.

¿Por qué su presencia y su ausencia me hace sentir tantas cosas?

Y hay otras respuestas, que aunque se tengan, No son fáciles de explicar.

¿Cómo vamos a salir?

Y aún hay algunas… para las que no se tiene, ni se tendrá respuesta..

¿o si?

……………………que buena pregunta.

viernes, 7 de septiembre de 2007

G!selle 6

Yo iré - dijo Jim
Eso pensaba- dijo Nick y se encogio de hombros.
Esto es experimental- dijo Julian- y si no funciona?..
Si no funciona vuelvo y lo mato- dijo Jim señalando a Nick
si es que vuelves- dijo Nick sin mirarlo.
Chicas- dijo Jack- ya saben que hacer. Las alcanzó en unos minutos.
Entonces me toca quedarme?- dijo Julian.
Por lo visto si, tendremos que ver como hacer distracciones de nuevo pero- dijo Lu y dejó lo demás al aire.
Vamos que se oyen pasos- dijo Lilian.
Las dos chicas y Jack salieron de la habitación.
Nick miró a Jim.
Estás listo?- dijo Julian.
Claro- dijo Jim.
Entonces ya es hora- dijo Nick

[en "ninguna parte" ]
Giselle y Tábata estaban tiradas en cobijas sleepings y almohadones riendo como tontas.
pensando y no pensando en nada.
se quedaron dormidas después de un rato.
Realmente no habían bebido tanto, pero eso, más la suma de emociones encontradas, y voces que las volvían locas era suficiente como para haberlas agotado.
Giselle se incorporó somnolienta, e incorporó un poco a Tabata que la miró con cara de sueño. Tenemos que dormir ya- dijo Giselle y al instante un montón d almohadas sabanas y edredones mullidos calleron del techo, pero calleron en alguien.
au!!- gritó James tratando de salir del ataque de las cobijas.
Giselle se puso a la defenciba y puso a Tabata detrás de ella y empuñó las manos.
Jim la miró... algo en sus ojos se ilumino.
y Giselle no entendía, era la primera vez que ella veía a ese chico.. ¿ o no?
Giselle- dijo él acercándose..
Giselle reconoció la voz.. y bajo un poco los puños.. pero siguió atenta a cualquier cosa.
De verdad eres tú- dijo Jim- y de verdad puedes verme.
Jim extendió su mano..Giselle dudó pero la extendió suavemente.
Tabata permaneció en silencio mirando algo recelosa al chico.

"Jim! debes volver hay problemas"

Giselle quitó la mano y miró a todas partes. Esa voz ¿de dónde venía?
Soy yo Gissy- dijo Jim pero cuando Giselle se dió vuelta el chico ya había desaparecido
¿que rayos fue eso?- dijo Tabata- era real? era un sueño? una alucinación?
No lo sé- dijo Giselle- no lo toqué no sé si era real.. pero...sabía mi nombre y su voz me es familiar..y además...
te llamo Gissy- dijo Tabata mirandola- y sólo yo te llamo así.
Giselle enmudeció.
Deberíamos dormir- dijo Tabata que apenas se sostenía- mañana hablaremos... pero ahora solo quiero..descansar..
yo no quiero - dijo Giselle- pero un extraño mareo la alcanzó y antes de darse cuenta..ya estaba dormida en uno de los sillones.


[en alguna parte]
¿Estás bien?- dijo Lu aproximándose a Jim que seguía recargado en una pared aparentemente mareado.
Si- balbuceó Jim- son sólo nauseas.
Las viste- dijo Lilian- dime que si.
Lo hice- dijo Jim- las vi. están bien. eso creo, pero no tenían mucha idea de quien era yo.
¿Cómo esta ella?- dijo Nick.
Ella esta bein casi tomo su mano .. pero.. -Jim lo dejó asi.
Nick no dijo nada más.
Eso fue muy arriesgado- comentó Jack- sabes si podemos.. ir nosotros? y.. por cuanto tiempo..?
No lo sé- dijo Nick- hasta ahora es un éxito que Jim haya estado ahi por unos instantes, además no tenemos tanto tiempo de acceso ..ya saben..
Unas pasos se escucharon ..y ellos corrieron a sus literas.. y las chicas atravesaron una puerta rápidamente.
Alguién entró en el dormitorio.
Parece que han estado jugando- dijo una voz.
Ninguno respondió.
Eso creí- dijo la voz.
Nick apretó los puños y bajo de su litera.
¿ahora tu juegas al héroe?- dijo Jim tomándolo suavemente del brazo.
y que si he jugado un poco? . dijo Nick sin hacer caso de la advertencia suave de Jim
el hombre de la voz extraña lo tomó por la chauqeta y lo azoto contra la pared. Le dió una descarga electrica que lo dejo inconciente y luego se agachó a examinarle el rostro.
No lo entiendes?- dijo la voz- podría ser más dañino que beneficioso.
Nick no se inmutó. la descarga lo había dejado fuera del alcancew de tan simples y vagas palabras.
Jim corrió al lado de Nick. pero el hombre lo sacó del camino.
Dile a tu amiguito cuando despierte que la proxima vez se asegure de hacer las cosas más limipamente.
Rio.
Jim lo miró con fuiria.
Una cosa más- dijo la voz tirando arriba de Nick un collar- que tenga cuidado de no perder eso, te aseguro que para el es importante.. tanto..como la tontería que tu llevas en la chaqueta.
Jim se puso instintivamente la mano en el bolsillo de la chaqueta y apretó algo fuertemente, sintió un contacto metálico frió.
El hombre volvió a reir.
Casi me dan lástima- dijo la voz- ambos son collares.
Jim apretó los dientes.

martes, 4 de septiembre de 2007

A la chika fashionn

A la chica fashion que tanto te gusta...

"amo tu cabello" (que por cierto no es tuyo)
"amo tus ojos" (que también son comprados?)
"me ecantan tus pestañas!!!" (no me digas..tmb son postizas..?)
"amo tu talla 3! (.¿como se vomitan 2 o 3 tallas..? me enseñas?)


No soy la reina del mundo. eso es verdad
No soy top model
No soy la chica sensación
Pero sabes algo... ?

YO NO ME COMPRO UNA IMAGEN


YO NO ME HAGO LA BONITA CON DINERO


YO NO SOY UN ESTEREOTIPO DE ANOREXICA HERMOSA

YO NO!

YO NO SOY ASI

YO NO BUSCO SER SRITA POPULARIDAD



NO SOY SEÑORITA HUECA



NO SOY MISS. NO SE NI QUIEN SOY PERO WEEE QUE QUE BIEN ME VEO!



NO SOY LA QUE NO SABE NI LO QUE QUIERE



NO SOY LA QUE NI SABE QUIEN ES



NO SOY LA QUE QUIEREN POR QUE ES UN PRODUCTO DE MARCA REGISTRADA



NO SOY LA QUE ....

NO SOY LA QUE QUIERES?

OK


PERO NO SOY LA QUE UN DÍA QUE DESPIERTE LO HABRÍA PERDIDO TODO POR QUE YA NO ESTA TAN BUENA COMO ANTES.


QUE TRISTE NO?


VALES LO QUE UNA REVISTA DE MODA.


Solo recuerda que esas se renuevan casa mes.
¿Cómo harás cuando ya no haya nada que renovar?




A las chicas como TÚ, las hacemos Chicas como Yo





Y luego simplemente vemos, que no vale la pena.

lunes, 3 de septiembre de 2007

G!Selle 5

Tabata se mordió el labio, nerviosa mientras miraba las heridas de Giselle.
Giselle se tiró en el sofá, agotada.
Pero si yo iba a salir al jardín justo ahora- dijo Tábata.
¿Si?- dijo Giselle- y pensaste en correr pedir auxilio y escapar de esta prisión?
No- admitió Tabata- la verdad es que no pensé en eso.
Los oí de nuevo- dijo Giselle- discutían.
También los oí- dijo Tábata- es como si cada vezestubieran más cerca..
¿Sabes?- dijo Giselle con ironía- hasta tuve la idea de que eran fantasmas.
Podria ser ¿no?- dijo Tabata que se mantenía recargada en una de las paredes con los ojos cerrados.. pensando para si quien sabe que tantas cosas.
¿Que hacemos? - dijo Tábata después de un prolongado silencio- no podemos salir, no podemos pedir ayuda, no sabemos si las voces que oímos son vivos, muertos o nuestra paranoía..
Giselle vió la dessperación de Tábata, a decir verdad, ella también estaba desesperada, ella sólo quería tirarse y despertar de esto.. que parecía una pesadilla

[en "alguna parte" ]
Esto era "alguna parte" Las cosas no eran "exactamente mágicas" y nada aparecía solo por un deseo, más bien era algo difícil conseguir lo que todos estos chicos querían.
Vamos a darles nombre a estos personajes.
El chico uno, el cual había gritado el nombre de giselle y recibido un hermoso puñetazo por hacerselas de héroe se llamaba Jim, metro ochenta y tantos cabello negro y largo calléndole por la cara..chaqueta negra, reservado, serio arrojado... gustos peculiares.. en fin..después diremos más de Jim.
El chico dos .. que siempre discutía con Jim, que decía que se las daba de héroe.. se llamaba Nick, apenas llegaba al 1.80 tenía el cabello algo rizado..y más corto que Jim.. tenía los ojos verdes-miel. y era más delgado que Jim, chaqueta negra, lentes de sol, reservado pero llamativo apropósito contrario de Jim que lo era sin querer, bastante social.. gustos peculiares..etc.
La chica uno era de un metro sesenta y tantos pelo al hombro largo y café chocolate con toques miel. tenía los ojos miel y la piel morena, era delgada. Se llamaba Lilian.
El chico tres tenía el pelo muy corto y negro, la piel morena clara y los ojos oscuros. media un metro setenta y algo y era más robusto q Nick.Se llamaba Julian
La otra chica media un metro sesenta y algo, tenía el pelo muy corto, apenas por debajo de la mejilla tenía los ojos café oscuro y las pestañas largas, era delgada pero menos que Lilian, se llamaba Marylu.
el chico cuatro tenía el cabello corto y castaño oscuro, ojos café oscuros. un metro setenta y tantos, delgado, siempre causal,m reservado pero divertido. Era de hecho, pareja de Lilian. Y su nombre era Jack
Como Julian lo era de Marylu.
Estos son los personajes de "alguna parte"
y esto pasaba aqui..en "alguna parte"

Esto es una pesadilla!- gritó Jim
No?enserio?- dijo Nick con sarcasmo- lo sería aún menos si cerraras la boca un instante para que pueda concentrarme!.
Pueden dejar de pelear un minuto?- gritó exasperada Lilian que estaba conectando unas cosas.
Por supuesto- dijo Nick- cuando el admita que es un..
Déjalo ya Nick!- gritó Marylu con desesperación- esto sólo retrasa las cosas.
Sean más pacientes y terminemos con esto hoy ¿quieren? - dijo Julian- tenemos que erminar hoy.. quien sabe cuanto tiempo..
lleva mi prima ahí- dijo Jack mirándolos severos- podrían..concentrarse por favor?
Su mirada reciminatoria hizo que la discución terminara por completo.
Todos se pusieron a trabajar.
Y si ella- comenzo Jim.
Ella está bein- dijo Nick- la conosco.. la conosco bien.
Jim lo miró... pero se abstuvo.
Tabata la tendrá bajo control- dijo Marylu- seguro que ahora las dos.. están tomando te.. sin lios.. ellas sabrán lo que pasa..
Y si estan tan perdidas.. como..- trató de decir Lilian
Estan bien- sentenció Julian.

[en ninguna parte]
¿quieres?- dijo Giselle sediéndole un vaso a Tábata-
Si bueno ¿por qué no?- Tábata se encongió de hombros y dio un largo trago a lo que le tendía giselle.
Nada mejor que vodka y jugo de uva- dijo Tabata recordando algo- quien decía eso?
Ni idea- dijo Giselle- yo venero los rusos blancos..crema..leche vodka dulce todo perfecto..
Las dos se atacaron de risa.
No había mucho que perder
Y ellas necesitaban relajarse...

[en alguna parte]
Lo logramos- dijo Nick perplejo..
¿en serio?- dijo Lilian.
¿quién lo propará?- dijo Nick.

domingo, 2 de septiembre de 2007

G!selle 4

Sin embargo esa noche (y muchas otras) Giselle no durmió bien, no podía descansar. Pero tenía el recuerdo de esa sensación. Miró la tasa de té que había sobre la mesa. La probó. Se había vuelto café....
Giselle se incorporó y se recargo un poco en el sillón con las mantas en las piernas. Miró por la ventana, estaba lloviendo. Acorde con sus sentimientos. Como siempre.
¿Era la casa? ¿No era la casa?
¿Cómo iba a saberlo? la casa se transformaba para cada persona. Pero ella sentía al chico de esa voz ahí, tan cerca. Si tan sólo pudiera hacerlo llegar a la sala inglesa!
Insomnio.
La palabra le vino a los labios al despegarlos de la tasa de café. Por alguna rara razón esa palabra se le hacía demasiado familiar. Pero ella no sufría de insomnio, no hasta esa noche.. ¿era así no?
ella dormía bien, bastante bien. Sin sueños. Sin pesadillas. Descanzaba y el día empezaba de nuevo.
Insomnio.
Miro la tasa de café.
Que curioso que el café no le produciera nada ya, lo miraba.. ¿sería que antes lo hacía?
¿estaba olvidándose de algo?
Salio despacio de la sala inglesa, dejando aTabata recostada. Tenía que refrescarse, se mojaría la cara en el baño, las imágenes desaparecerían y ella volvería a la cama.
Se miró en el espejo. Por un segundo la imagen le pareció completamente distinta. Ella con un colgante en el cuello. Se toco, pero claro, su estrella negra. Pero el colgante del espejo brillaba, era como dorado. Miró con atención. La imagen se había esfumado. Solo se veía a ella justo ahora. con la cara de incredulidad en medio de la penumbra del baño.

"Yo he estado intentando mientras tú hacías al héroe tonto"
"Pues al menos ha servido de algo"

Giselle se volvió. Esas voces discutían. No sabía de donde venían. Una era la voz que había gritado su nombre. la otra voz también le producía algo.. no entendía que.
salió del baño mirando en todas direcciones.
Me estoy poniendo paranóica- susurró para si- el encierro me esta volviendo loca.
Tengo que salir de aqui- pensó Giselle mientras veía la ventana.
La ventana se cerró con fuerza.
Giselle palideció. ¿La casa leía sus pensamientos?
Corrió a la ventana y golpeó con todas sus fuerzas. Se lastimó la mano. ¿Está era la parte de atrás de la casa?
Entonces.. esos dos debían estar por aqui.
Miró la ventana.
Arrojó un jarrón contra ella. Los vidrios saltaron en mil pedazos. Ella subio al alfeizar, se cortó los pies y las manos. Miró hacia abajo. La altura era enorme. No había notado que había subido tantos pisos. Las paredes estaban lisas y no había donde apoyarse.
¿y si se lanzaba?
¿Y si solo se lanzaba?
el cuerpo comenzó a dolerle, la cabeza le parecía estallar. Sus pensamientos se contraponían sin escuchar su voluntad.
Calló de espaldas por la ventana hacía adentro de la casa. Y el vidrio se reconstruyó.
¿Qué rayos había sido eso?
Giselle se quedó ahí tirada.
sin darse cuenta un cansancio agotador la tomo por sorpresa. Se quedó dormida.


Tabata se había levantado unos minutos después de que Giselle se levantara. Volteó a donde dormía Giselle. Y no la encontró por ninguna parte de la sala.
Se incorporó y se puso los zapatos con cuidado. Las voces de su mente la habían despertado. Unas chicas llorando, unos chicos discutiendo.
¿Dónde se había metido Giselle?
Tabata camino por la habitación y miró por la ventana. Era una noche despejada. La luna brillaba con intensidad.

"¿tu crees que deberíamos hacer lo que él dice?"

Tábata giró la cabeza deprisa, tan deprisa que casi se hace daño.
Había oído una voz... cerca de ella.
Qusiera dar una vuelta por el jardín. Al instante el paisaje se volvió hermoso, un jardín...arbustos con flores. una noche tranquila y cálida de verano.
Tabata se apresuró a trepar por el alfeizar de la ventana.
Se detuvo al estar ahí.
Debería esperar a Giselle- susurró para si.
Bajo de la ventana y se recostó un poco más. Giselle ya llegaría. Debía estar haciendo el tonto por ahí.


+En "alguna parte" +

Nos ha oído! -grito la voz dl chico 1- oyó cuando le dije su nombre.. y ahora nos escuchó discutir! de verdad nos pueden escuchar! podremos hablar con ellas!
Tal vez solo fue un reflejo- dijo la voz del chico 2- aún así, debemos hayar el sitio donde para ellas seamos visibles.
¿Dónde pasan más tiempo?- dijo la voz 1.
Yo sólo quiero saber que están bien- dijo La voz de una chica- ¿que haremos si no? ¿qué haremos si ellas están tan perdidas como... ?
No lo digas!- gritó otra de las chicas- no pienses en ello.
Esa sala inglesa- dijo el chico dos- pasaban mucho tiempo ahí.. y ahora también.
Genial- susurró el otro chico y luego dijo en voz alta: una deducción sencilla, y no por eso, te has vuelto el héroe.


+volviendo a ninguna parte+

"¿Donde pasan más tiempo"
Tabata se despertó de nuevo. Los había oido, seguro que si.
Giselle entró por el marco de la puerta, cambiada limpia y vendada de las manos.
Tabata se puso pálida.
No trate de matarme- dijo Giselle viendo su reacción- traté de huir... y adivina?..parece que a la casa. no le gustó la idea.