miércoles, 31 de octubre de 2007

Giselle 22

Tabata y Giselle estaban hablando. Estaban sentadas en la sala inglesa con un montón de hojas apiladas por todas partes.

¿Quién es Jim según tú? – dijo Giselle.

Según Yo es un chico que va en tu clase, que te gusta mucho – leía Tábata – no se lleva bien con Nick, y es muy callado con todos. Tiene una relación rara con Alanis, que te molesta mucho.

Hasta el nombre me molesta- dijo Giselle sintiéndose rara.

¿Quién es según tú?- dijo Tábata.

Es mi novio, desde hace un mes- dijo Giselle- o eso creo, tenemos algunas peleas frecuentes, por que no se lleva bien con Nick ni yo con Alanis.

Problemas y problemas- rió Tábata.

Hay algo sobre lo que escribí bastante- dijo Giselle tomando un montón de hojas de la mesa- un torneo raro.

Uno torneo de realidad virtual- dijo Tábata tomando hojas también- por lo que sé no fue un torneo agradable, pero dudo que esto pasara en realidad.

Tal vez era solo una historia que estábamos inventando- dijo Giselle.

Pero.. – dijo Tábata- ¿Por qué hacer una historia así?

Aburrimiento tal vez- dijo Giselle tomando una soda que había aparecido.

Tal vez- dijo Tábata.

El collar te lo mandó tu hermana- leyó Giselle en una hoja.

Si.- dijo Tábata- ella y yo somos muy unidas. ¿Cómo estará? ¿Se acordará de mi?

Claro que debe acordarse- dijo Giselle- pero no parece que ella este con ese montón de chicos en “ese” lado de la casa.

Quizá está en “otro” lado de la casa- dijo Tábata ordenando los papeles.

¿Crees que haya más de una de “esas” partes? – dijo Giselle.

Podría ser- dijo Tábata- no sabemos nada de ese sitio.

Giselle se quedó pensativa, tomando su soda.

Tábata también se quedó pensando un rato.

Giselle miró la mesa. Una baraja de naipes franceses apareció.

Tábata la miró interrogativa.

Hay algo que no me puedo sacar de la cabeza- dijo Giselle revolviendo los naipes con habilidad- una especie de juego..

¿Un juego?- dijo Tabata mirando los naipes.

¿Quieres jugar conmigo?- dijo Giselle encogiéndose de hombros.

[En alguna parte]

¿Quieres que juegue contigo?- dijo Lilian mirando a Nick que revolvía los naipes.

Nick la miro.

Lilian titubio, no sabía si lo que había dicho estaba bien o mal. Pero Nick parecía triste.

No es que no quiera- dijo Nick- es que este era..

Su juego- terminó Jim apareciendo- Giselle también rehuía a jugarlo conmigo, una clase de juego entre ustedes dos…

Si- dijo Nick revolviendo las cartas una y otra vez- esto fue lo que quedó de nosotros dos, esto y un montón de recuerdos..

Que me hartaban para serte sincero- dijo Jim con ironía- ¿tienes idea de cuantas veces me pelee con Giselle por eso?

Las mismas que ella salía llorando- corroboró Lu- si crees que le gustaba pelear, estas equivocado.

Además no te quedabas atrás con Alanis- dijo Julian mirándolo- y ahora, tampoco te has quedado atrás.

Lu lo silenció.

Lo que hice o deje de hacer fue por el bien de Giselle- dijo Jim apretando los puños.

Quiero creerme eso- dijo Lilian – de verdad que quiero. Pero volver con Alanis solo por una llave, cuando nosotros nos habíamos introducido de todos modos sin que nadie nos viera…

Pero no te preocupes Jim- dijo Nick con amargura en la voz- que yo me encargaré de que Giselle se enteré de los sacrificios que hiciste por ella.

Jim lo sujeto de la playera y los naipes cayeron al piso.

No sabía que te gustaba el juego de “recoge 54”- dijo Nick sonriéndole. Y los naipes volvieron con facilidad a su mano.

Jim se enfureció más.

Giselle también era buena con los naipes- dijo Nick.

No solo era buena con eso- dijo Jim sonriéndole.

Nick enfureció.

Basta de peleas- dijo Lu- hora de entrar de nuevo.

Esta vez- dijo Jim- voy yo.

Excelente idea – dijo Nick – así le explicas a Giselle que ya tienes nueva novia, solo por que ella esta en “esa” parte.

Jim bajó la mirada. Se sentía pésimo. Pero el tenía un motivo para haber hecho eso, para haber traicionado así a Giselle. El quería a Giselle de vuelta, aunque sea para sentir el aroma de sus rizos en clase. Su sonrisa perfecta… su mirada inquietante…

Nick. Tomó sus cosas.

Lu lo miró.

Puedo hacer que entren dos personas- dijo Nick.

¿De verdad?- dijo Lilian.

No han ido ni Lilian ni Julian- dijo Nick- que vayan ellos.

Lu se sorprendió. Jim también.

No quiero..- dijo Lilian- no es que no quiera verlas, pero prefiero ayudar de afuera. Me asusta eso, me vuelve loca… y … perdería la calma estando ahí, me perdería.

Yo iré – dijo Julian.

¿Qué dices Jim?- dijo Nick sacando las cartas- ¿A la suerte?

Jim asintió.

La carta más alta gana- dijo Nick.

Jim tomo una carta del maso.

Rey de corazones- dijo Jim.

Nick sonrió- As de espadas.

[En alguna parte]

As de espadas- dijo Giselle- siempre.. me ganaba con ese..yo sacaba el as de corazones.

Tabata la miro.

Recuerdos fugaces- dijo Giselle.

Dos personas calleron en el sillon restante de la salda. Con cierta incomodidad.

Giselle lo reconocío en cuanto lo vió.

Ese era Nick.

Y el de al lado.

¿Tabata?- exclamó el chico desconocido- ¿Giselle? Soy yo, Julian!

Julian – dijo Giselle- el novio de Lu.

Si, ese mismo- dijo Julian sonriendo y abrazando a Tábata se separó para abrazar a Giselle.

Giselle sonrió. Era como encontrar a un amigo de la infancia.

Tábata se apresuró a desear unas tasas de té y galletas.

Nick saludó a Tábata y abrazó a Giselle.

Te dije que volvería – dijo Nick.

Giselle sonrió.

Tabata Y Julian hablaban, Julian decía que todos estaban bien.

Nick miró los naipes en la mesa.

Giselle sonrió.

¿Aún recuerdas como jugarlo?- dijo Nick.

Giselle asintió.

¿Quieres perder?- dijo Nick sonriendo con ironía.

No creo que seas tan bueno- dijo Giselle imitándolo.

Nick comenzó a repartir.

El juego de Nick y Giselle era de velocidad. Así que mientras ellos jugaban Julian hablaba.

Giselle trataba de no perderse lo importante.

No tenemos mucho tiempo- dijo Julian- nunca hay tiempo, últimamente nos vigilan más que de costumbre, he de aceptar que la llave que obtuvo Jim nos da algo más de oportunidad.

Giselle se distrajo con el nombre de Jim y Nick le ganó.

Nick sonrió.

No fue justo –dijo Giselle repartiendo de nuevo.

Las cosas son como creemos que ustedes sospechaban- dijo Julian- así que dividirnos de esta manera fue como lograron retrasar nuestras ideas.

¿Qué podemos hacer?- dijo Tábata.

Por ahora no estamos seguros- dijo Julian- creemos que hay algunos portales. Que son los que estamos usando.

No más- dijo Nick levantando la voz.

Giselle lo miró.

Tampoco debemos decir todo lo que sabemos- dijo Nick- no sé si sea bueno, y no sé si se enterarán de esto.

Ellos están atentos a todos- dijo Julian asintiendo.

Giselle sonrió. Le había ganado a Nick.

Trampa- argumentó Nick y repartió de nuevo.

No sabemos cuando vamos a volver- dijo Julian.

Pero deben mantener los recuerdos mientras tanto- dijo Nick- las sacaremos de aquí..

Y juntos saldremos de allá- dijo Tabata asintiendo.

Tengo algo para ti Tábata- dijo Julian sacando un paquete- lo mandaron de tu casa hace unos días, son unas cuantas fotos. Y cartas..

Tábata estaba casi llorando.

Nick ganó el juego.

Giselle lo miró.

Sigo siendo el mejor- dijo Nick sonriendo.

Fue solo suerte- dijo Giselle.

También tengo algo para ti- dijo Nick- lo envió tu mamá hace unos días, también son fotos y unas cartas. Y traje algo más.

Giselle tomo las cosas y examinó una cajita con dulces mentolados a dentro.

Se que son tus favoritos- dijo Nick.

Giselle lo abrazó.

“Ustedes dos” “hora de salir”

Ese es Jim – dijo Julian- hora de irnos.

Ya saben que hacer- dijo Nick.

No es mucho lo que podemos hacer – Alegó Tábata.

Es por que aún no sabemos mucho- dijo Nick.

“Dile a Giselle que la quiero..”

Ya lo oíste tu misma- dijo Nick.

Giselle asintió.

Hasta pronto- dijo Julian.

Nick beso el collar que llevaba en el cuello y le dirigió una mirada a Giselle.

Unos segundos después. Ambos. Habían desaparecido.

domingo, 28 de octubre de 2007

O.O

[url=http://kofk.de/f.php?id=lordwCristalDoll]
[img]http://kofk.de/lordwCristalDoll.jpg[/img][/url]

viernes, 26 de octubre de 2007

G!selle 21

[Hace aproximadamente tres meses]

Un Extraño panel apareció frente a las gradas. Eran las fotos de todos. Había una cruz roja en las de Sandra y carolina.

¿Cómo estarán?- dijo Lilian secándose las lágrimas.

Están bien – dijo Giselle- ganaron y están juntos, descuida que estarán bien.

Como deseo creerme eso- dijo Tábata- aún si están bien fisicamente… Lu se veía rara.

Supongo que pasará – dijo Giselle- si no quieres perder, o que tu pareja sea herida.. Pasará.

Nick tomo la mano de Giselle.

Giselle estaba aterrada en realidad.

El altavoz sonó: siguiente batalla! Parejas: James y Ana Contra Alanis y Jim! Las reglas son las mismas. Tomen sus lugares.

Jim y Alanis se levantaron y caminar por el pasillo. Saltaron al campo con agilidad. James y Ana se miraron ambos estaban aterrados.

El altavoz volvió a sonar: James y Ana! Tienen que participar. Entren al campo o haremos que entren! Era la regla de la inscripción.

¿Qué regla?- dijo Tábata.

Lilian sacó la copia que tenía de la inscripción. Abajo en letra más pequeña se leía: no se puede desertar, una vez que se ha inscrito la participación es obligatoria.

Lilian arrugó el papel con furia.

Esto es una trampa! – gritó una chica detrás de ella- y caímos en ella como ratones!

Giselle no quería admitirlo, pero la chica tenía razón. No debieron entrar sin informarse bien. Después de todo. ¿Qué escuela hace un torneo de realidad virtual?

James y Ana se levantaron temblorosos y caminaron por el pasillo, atravesaron la barrera con algo de dificultad.

La pantalla holográfica apareció delante de Jim.

Jim- comenzó la pantalla- 18 años de edad, hábil en artes, deportes, literatura, filosofía, oratoria y organización. Prefiere el negro y el azul calipso. Habilidades desarrolladas: leer la mente, controlar el agua y sus estados además de una velocidad y fuerza que supera en puntos a la normal.

Giselle giró a ver a Nick.

No creí que era tan fuerte… - comenzó Nick- nos va a costar trabajo.

Si es que llegamos a la siguiente ronda! – le dijo Giselle- como estás seguro de que pasaremos? Que tal si nuestros poderes no nos ayudan para nada! ¿qué tal si nosotros?

Nick le pasó un paquete de cartas.

Giselle lo miró.

Yo traigo el mio – dijo Nick- no vayas a separarte del tuyo.

Giselle se quedó callada. No sabía que decir.

Alanis- comenzó la pantalla- casi 19 años, habilidades literarias, buena para bailar, habilidades de organización. Habilidades desarrolladas: proyección de visiones, campos d fuerza. Prefiere el negro y el blanco.

James 19 años – siguió la pantalla del otro lado- bueno para las ciencias y los deportes. Prefiere el gris. Habilidades: levitación y velocidad.

Ana 17 años. Habilidades financieras.- comenzó la pantalla- prefiere el color dorado. Poder desarrollado: ondas sonaras y teletransportación.

Las gemas aparecieron de nuevo en las manos de los contrincantes.

Para Jim una era negra (la de la mano derecha) y la otra azul.

Para alanis una era negra (la de la mano izquierda) y la otra blanca.

Las de James eran grises y las de ana eran doradas.

¿Quién peleará?- dijo el altavoz.

Alanis dio un paso al frente. Las cadenas apresaron a Jim, que lo tomo con mucha tranquilidad.

Ana dio un paso al frente. James se quejó un poco cuando las cadenas lo apresaron.

Ana miro con temor a Alanis.

Alanis sonrió despectivamente.

¿A caso esta chica no tenía piedad, no tenía amigos?

Los tiene- dijo Nick entendiendo lo que pensaba Giselle- si tiene amigos, es más, su grupo es el mismo que el de jim, algunos chicos y chicas de gustos similares que andan por ahí siendo el centro de atención de esta escuela.

Y pensar que tú..- comenzó Giselle.

¿Era del centro de atención antes?- dijo Nick riendo- no me malinterpretes, no es que no lo sea ahora, pero soy nuevo, acabo de conocer a unas cuantas personas… y aún no me gusta del todo este lugar, pero me informé.. si íbamos a pelear, debíamos saber contra quien. No estoy celoso. Por mi que se quede con la atención.

Giselle sabía que lo decía enserio. Algo le molestaba mucho a Nick, pero no era el hecho de no llamar la atención o ser más débil que alguien, había algo más. Este sitio, de verdad, no le gustaba.

La pelea comenzó dentro del campo. Ana había gritado y mandado a Alanis contra la pared con las ondas sonoras, cuando Alanis trató de golpearla Ana se teletransportó lejos y volvió a gritar. Alanis colocó un campo de fuerza. Y se quedó quieta dentro de él. Ana que estaba confundida por esa actitud trató de romper el campo con las ondas sonoras.

Jim no se había movido. Parecía que los golpes no le habían hecho nada en lo absoluto. ¿o estaba fingiendo? Tal vez era para atemorizar a James..

Ana comenzó a desesperarse y a gritar con más fuerza. Cuando parecía que conseguiría romper el campo de Alanis, Ana se detuvo.

Lilian estaba nerviosa removiéndose en el asiento. Y Tábata estaba poniendo mucha atención igual que Nick.

Ana comenzó a gritar descontrolada… y se tiró a la mitad del campo de batalla llorando.

Ana! Ana que te pasa? – gritó James- ¿ Qué no se supone que el daño lo recibía yo?

El daño físico – dijo Alanis sonriendo.

Que sonrisa más macabra- comentó lilian en voz baja, apenas audible.

Alanis sacó una navaja del bolsillo de su pantalón.

Eso.. esta prohibido! – gritó Tábata.

El altavoz habló: no lo está, si venían con eso al entrar aquí. Es válido. Favor de no interrumpir. Gracias!

No te separes de esas cartas- le repitió Nick a Giselle.

Alanis se acercó lentamente a Ana. Y la tomo por las muñecas. Giselle lo vió venir. Le iba a cortar las venas… la circulación los tendones…no, a ella no.

El primer corte salpicó sangre.

Sangre de James que gritó asustado.

Ana estaba ahí como ausente, parecía una muñeca de trapo en las manos de Alanis. Qué hizo otro profundo corte.

James gritó de nuevo, su rosto estaba lleno de terror.

Nos rendimos!- gritó James.

El altavoz sonó: sólo la persona que este luchando puede tomar la decisión. Gracias!

James palideció, y no solo a causa de la sangre que perdía. Ana estaba ausente. Si esto no se detenía. El moriría desangrado. Alanis continuó observando solamente. Jim parecía distraído en otras cosas.

Lilian se puso histérica.

Va a morir! Va a morir! – gritaba mientras Jack trataba de abrazarla.

Estpas loca! – le gritó Tabata a Alanis.

Alanis ni si quiera volteo.

Giselle corrió al campo. Y choco contra la barrera invisible.

Jim!- gritó Giselle- detenla! Detenla ya!.. o te juro que cuando nos enfrentemos a ustedes no habrá poder humano que me detenga a mi!

Alanis comenzó a reirse.

Jim!- gritaba Giselle desesperada.

¿Y tú que harás contra nosotros?- dijo Alanis- pobre ingenua.

No te lo perdonaré nunca – siguió Giselle- y haré que pagues por ello alanis… así te persiga el resto de mi vida..

Nick sujeto a Giselle por la cintura y la arrastró a su asiento mientras ella se resistía y gritaba el nombre de Jim una y otra vez.

Detente ya Alanis- dijo Jim con tranquilidad.

Alanis lo miro.

¡Dije que pares!- gritó Jim.

Alanis detuvo lo que fuera que le hacía a ana y la tomo del cabello. La hizo girar y ver como James (que estaba inconciente se moría)

Ríndete- dijo Alanis- aún pueden salvarlo.

Nos rendimos!- gritó ana histérica y salió llorando y arrojando a alanis para ir con James.

James!- gritaba Ana- reacciona..!

El altavoz sonó de nuevo: los ganadores de esta batalla son Alanis y Jim. Por las puertas pueden pasar a la enfermería. Gracias!

Agradéceselo a la tal Giselle- dijo Alanis mirando a Ana- si no fuera por sus gritos…

Alanis y Jim salieron por la puerta hacía su enfermería.

James fue transportado en una camilla adentro. Ana se acercó a las gradas.

Giselle se acercó también.

Gracias- dijo Ana- de verdad…

No es nada.. –dijo Giselle- cualquiera haría lo mismo.

No cualquiera- dijo Ana- por eso lo has hecho tú.

Giselle le sonrió.

Cuídate de ella- dijo Ana- no sé que hace o como lo hace. Pero entra en tu cabeza. Aún no sé que pasó.

Giselle asintió y Ana salió por la puerta a la enfermería con James.

Giselle caminó a las gradas.

En el panel, las fotos de James y Ana habían sido cruzadas con rojo.


martes, 23 de octubre de 2007

Giselle 20

[Hace aproximadamente 3 meses, en alguna parte]

Giselle miró a Tábata preocupada.

Los habían hecho sentarse en unas gradas. Las ocho parejas estaban ahí mirando como Jack y Lu. Y Dos chicas: Sandra y Carolina. Se colocaban respectivamente en los extremos de lo que parecía una simple explanada de concreto.

¿Dónde están los controladores?- preguntó Giselle a Nick.

Nick le dijo que observara.

Una pantalla holográfica apareció delante de Lu.

Lu, 18 años de edad. Habilidad matemática y financiera. Prefiere el rojo y el negro. Poder desarrollado, control del fuego y velocidad.- la pantalla holográfica que había estado diciendo todo eso desapareció.

Lu se miró las manos. Giselle y las demás la miraban de lejos. Algo estaba apareciendo en el dorso de las manos de lu. Unas gemas rojas. Lu comenzó agritar y se deje caer.

Lilian, Tábata y Giselle se levantaron, pero no había forma de llegar al campo de batalla.

Julian la sostuvo. Pero la pantalla holográfica apareció ante él.

Julian, casi 18 años. Habilidad para las ciencias naturales. Prefiere el azul. Poder desarollado control del viento y crear barreras de protección- la pantalla guardó silencio y desapareció.

Julian comenzó a gritar, unas gemas azul claro le salían en las manos.

Sandra- comenzó una nueva pantalla- 19 años. Habilidades en lenguaje. Prefiere el naranja. Poder desarrollado, ondas sonoras.

A Sandra comenzaron a aparecerle unas gemas naranjas.

Carolina – comenzó una pantalla nueva- 19 años. Habilidades en la música. Prefiere el café. Poder desarrollado. Empatía y proyecciones astrales.

Unas gemas café le brotaron a Carolina de las manos.

Giselle miró a Nick.

Esos son los controladores- dijo Nick- dolerá… pero.. estarás bien, lo sé.

Giselle palideció un poco y concentró su atención en Lu Y Julian que ya se habían recuperado y se miraban las manos.

Un altavoz se escuchó: Reglas de la primera ronda. Uno contra uno. El daño lo recibirá el que no entré en batalla. Si, así que deberían esforzarse! Pueden cambiar de puesto solo una vez! Gana quien se rinda, quien no pueda levantarse o si lo prefieren, hasta la muerte.

Las luces iluminaron el campo.

¡¿Cómo que hasta la muerte?!- gritó Lilian asustada tratando de correr hacía la orilla de las gradeas y acercarse a Lu. Pero apenas toco el borde una barrera la hizo caer de espaldas.

El altavoz sonó de nuevo: favor de no interferir en las batallas, hay una barrera alrededor del campo, no distraigan al público. Gracias!

Si no podían soportar no debieron inscribirse- comentó Alanis detrás de Lilian.

No sabíamos de que se trataba- la encaró Tábata- cierra el pico alanis o ..

¿O qué? – dijo Alanis- guarda tus energías si de verdad quieres pelear conmigo.

Giselle miró a Jim, pero Jim no la miraba. Estaba serio mirando al campo.

Y entonces quien peleará primero? – dijo el altavoz.

Yo- dijo Carolina dando un paso al frente.

En ese momento unas cadenas aparecieron de la nada y sujetaron a Sandra.

Sandra!- gritó Carolina tratando de soltarla pero una barrera se lo impidió.

No traten de liberar al segundo jugador- dijo el altavoz- no podrán, no demoren la batalla. Gracias!.

Yo pelearé – dijo Julian avanzando.

A Lu la apresarón las mismas cadenas que a Sandra.

Lu gritó.

En las gradas. Giselle, Nick, Jack, Lilian, Marco y Tábata estaban aterrados. ¿Qué rayos era este juego?

El altavoz sonó de nuevo: que comience la batalla.

Carolina se proyecto al instante y pateó a Julian que estaba desprevenido. ¿Tenía que golpear a una chica?

Julian golpeo la proyección pero esta ya había desaparecido.

A lu se le abrió el labio de pronto. Las heridas, las recibía ella.

Julian miró a Lu. Tenía que protegerla.

Un torrente de aire atrapó a carolina y la hizó estrellarse contra la pared. Sandra gritó en las cadenas.

Carolina se proyecto de nuevo para confundir a Julian y ambas “carolinas” le atacaron. Una de las carolinas logro tomarlo por el cuello mientras la otra volaba por los aires. Carolina al parecer transfirió el dolor de Sandra a lu que comenzó a gritar.

Julian pateo a carolina y luego la levanto en el aire. Comenzo a golpearla aunque tenía la mayoría del tiempo los ojos cerrados.

Así nunca podrá ganar- dijo Alanis – si se preocupa más por que es una chica que por lo que le puede hacer a lu… no pasará de ahí.

Carolina se liberó y pateo a julian en la cara, cayó con habilidad en el piso y comenzó a golpear a Julian. Julian hizo un campo de fuerza y Carolina choco contra él.

Julian volvió a arrojar a Carolina contra las paredes y el aire la azotó una y otra vez. Mientras Sandra lloraba por el dolor.

Lu observaba un poco pálida toda la situación. Le escocía un poco el labio y la nariz que se había abierto con la patada de carolina. Pero al parecer, no se compraba con el daño que estaba recibiendo Sandra. ¿Cuándo pararía esto? ¿Qué debía hacer ella?

Carolina estaba azotando sin parar contra las paredes. Julian estaba un poco fuera de si, algo hipnotizado por la situación, le dolía estar dañando así a alguien, pero si no, Lu sufriría y el debía proteger a Lu. Pero.. que pasaría si tenía que enfrentarse a sus amigos? Que pasaría?

Cambio!!!! – gritó Sandra desde las cadenas que al instante la soltaron.

Las cadenas apresaron a Carolina.

Sandra se levantó con cuidado. Estaba adolorida. Pero Carolina no parecía poder hacer más.

Carolina asintió con suavidad y se disculpó en voz baja.

Julian esperó un poco a que Sandra recuperara el aliento.

No debió - comenzó Tábata- ella no tendrá piedad con él.

Sandra comenzó a gritar. Las ondas sonoras hicieron que Julian chocara contra la pared.

¿Qué rayos?- dijo Giselle tapándose los oidos.

Ondas sonoras.. por la voz.. por el sonido.. – dijo Nick aturdido.

El altavoz habló: en sus asientos hay tapones para los oidos. Gracias!.

Giselle se apresuró a ponérselos igual que los demás.

Julian parecía muy aturdido. Y a lu le empezó a salir sangre de los oidos.

Tábata se horrorizó.

Lilian estaba llorando.

Julian puso una barrera pero las ondas sonoras de Sandra la destrozaron. Julian intentaba que un viento la azotara, pero estaba muy aturdido.

Al fin uno de los golpes de julian le dio en el estomago a Sandra que se quedó sin aire.

Julian empezó a patearla en el estomago para que no pudiera emitir más ruido.

Lu cerró los ojos.

Carolina comenzó a gritar. Y Sandra aprovechó eso para mandar las ondas sonoras a Julian que se aturdió de nuevo y azotó con la pared.

Lu estaba recibiendo heridas más fuertes cada vez.

Julian miró a Lu y le hizo una seña.

Cambio! – gritó Lu.

Las cadenas la liberaron y se limpio un poco la sangre de la nariz y los oidos.

Julian gritó cuando las cadenas lo apresaron.

Lu recibió un golpe de ondas sonoras. Y a julian le comenzaron a sangrar los oidos.

Lu parecía estar molesta, quizá algo desquiciada.

Se movió muy rápido y pateo a Sandra en la cara.

Sandra gritó. Y lu esquivó las ondas sonoras.

Lu tomó a Sandra y la puso contra la pared y comenzó a golpearla sin parar.

Giselle nunca había visto así a lu. ¿Así se vería ella también?

Lu tiró a Sandra al piso e invocó un fuego que comenzó a quemarla.

En las cadenas Carolina gritaba como loca, lu era golpeada con las ondas sonoras y julio tenía cada vez más sangre corriendo por sus oidos.

Sandra miró a carolina, definitivamente ella estaba peor.. ella perdería ella iba..a..

Nos rendimos! – gritó Sandra.

El fuego de lu y las ondas sonoras de Sandra se detuvieron.

Las cadenas soltaron a Julian y a Carolina.

Lu corrio al lado de Julian que estaba apenas conciente.

Carolina estaba inconciente y se veía en un pésimo estado.

El altavoz habló: los ganadores de esta ronda son Lu y Julian!

Las parejas pasaran a la enfermería por las puertas de atrás. Se les dará comida y se les asignará una habitación para descansar. Gracias!.

lunes, 22 de octubre de 2007

G!selle 19

[En ninguna parte]

Tabata y Giselle estaban en su sala inglesa. Jugando una partida de uno.

Deberías dejarme ganar alguna vez- dijo Giselle encogiéndose de hombros.

Debería, pero no lo haré- dijo Tábata sonriéndole y repartiendo de nuevo.

Había pasado un considerable tiempo sin noticias de ninguno de “ellos”. Pero suponían que así eran las cosas.

Las libretas. Tal como pensaban. Les permitían comunicarse en cualquier parte de la casa.

Al menos es una ventaja – dijo Tábata- podernos informar si pasa algo.

Giselle asintió y tomo una carta más del montón

Así pasaron unos minutos.

Así había pasado en realidad. Mucho tiempo, ninguna de las dos. Sabía cuanto. Giselle no creí que fuera tanto tiempo, ni si quiera creía que fueran años, o meses. Pensaba más bien en unas semanas.. tal vez un mes y algo. Pero esa casa hacía parecer que siempre se había estado ahí.. que siempre se estaría ahí.

Tengo hambre- dijo Giselle después de un rato.

Yo tengo ganas de leer un poco – Dijo Tábata- me avisas cuando vuelvas acá?

Claro – dijo Giselle tomando la libreta- levantándose y saliendo del salón.

Tábata miró el salón. Alguien cayó de la nada en el sillón donde había estado Giselle.

Tábata se quedó fría.

¿Tábata?- dijo La chica del sofá.

¿Quién eres tú?- dijo Tábata buscando su libreta.

Soy yo! Lu!- dijo Lu mirándola- no me recuerdas?

La verdad no, pero he leído de ti, es decir..- Tábata no supo como explicar lo demás.

Necesito que me digas que pasó el día que llegaron aquí- dijo Lu- ¿qué recuerdas?

Nada.. – dijo Tábata mirándola- no recuerdo nada..

Aquí solo Jim sabe algo de eso, pero como que no sabe que es lo que pasó en realidad- dijo Lu – Dónde está Giselle?

Esta comiendo algo- dijo Tábata- ¿Nos sacarán de aquí?

Eso tratamos- dijo Lu- pero la verdad es que todos tenemos que salir de aquí!

¿Cómo?- dijo Tábata.

En realidad, nosotros también estamos atrapados- dijo Lu.

Eso significa que ustedes.. no pueden.. – comenzó Tábata y miró la libreta. Tenía que decirle a Giselle.

Sé que si podemos estar juntos lograremos salir- dijo Lu- no tengo mucho tiempo, Jim y Nick apenas me dejaron venir y hay muchos riesgos..

¿Qué riesgos?- dijo Tabata

“Lu, sal de ahí..ya vienen”

Tengo que irme Tábata, despídeme de Giselle- dijo Lu sonriendo- nos veremos pronto.

Lu…- dijo Tábata- ¿qué es lo que está pasando aquí? ¿qué pasa allá? ¿Quién nos tiene atrapados?

Pero Lu, ya había desaparecido.

Tábata le mandó un mensaje a Giselle, quizá ya era tarde para que viera a lu. Pero debía decirle todo lo que había pasado.

[En alguna parte]

Lu, Lilian, Julian, Nick y Jim salieron corriendo a sus habitaciones.

Eso estubo cerca- dijo Julian sentándose en la cama de Lu.

Giselle se quedaba contigo ¿no?- dijo Nick mirando el cuarto.

Si – dijo Lilian- ahora nosotras nos quedamos juntas. El cuarto de al lado esta vacío..

Jim se quedó en silencio mirando la ventana.

¿Cómo están ellas?- dijo Lilian.

Están bien, bueno, solo vi a Tábata- dijo Lu- Giselle estaba en otro lado.

¿Qué dijo?- dijo Julian.

Bueno pues, no mucho, más bien traté de explicarle algunas cosas- dijo Lu- pero todo era confuso al estar ahí, y no tenía mucho tiempo. Además ella no me reconocía del todo. Más bien, no me reconoció.

Jim asintió.

Tampoco nos conocía a nosotros- dijo Nick refiriéndose a Giselle- creo que es algo progresivo.

Se escucharon unos pasos afuera de la habitación.

Alguien toco a la puerta.

Alanis entró.

Lilian la miró molesta.

Disculpa- dijo Lu- pero no te dije que podías pasar.

No pregunte si podía – contestó Alanis- Jim.. tenemos algo pendiente ¿recuerdas?

Jim le tiró la llave y Alanis la atrapó.

Hay una cosa más – dijo Alanis

Ya lo sé- dijo Jim- ahora voy.

Alanis sonrió y salió de la habitación.

Ahí está el honesto y famoso Jim – dijo Nick- ¿Cuánto lleva Giselle lejos? ¿Lo mismo que tú con alanis?

Cállate idiota o te juro que.. – comenzó Jim

¿Qué?- dijo Nick poniéndose de pie- ¿me vas a golpear? ¿por qué así lo arreglas no? Por que sabes que es verdad..

No es verdad! – gritó Jim.

No es momento para esas cosas- dijo Lilian- si es así o no es así, eso será cosa de Giselle.

Jim salió de la habitación dando un portazo.

¿Nunca te llevaste bien con él?- dijo Julian.

Nunca- dijo Nick.

Creí que se hablaban cortésmente- dijo Lu.

Era por Giselle, como su amigo yo lo respetaba- dijo Nick- pero ahora, nada me obliga a hacerlo y menos después de ver como se comporta.

A mi no me desagrada- dijo Julian.

A nosotras tampoco – dijo Lilian refiriéndose a ella y a Lu.

Y no los obligo a que lo odien- dijo Nick- pero tampoco es que yo trate de congeniar con él. No me interesa.

Por el bien de Tábata y Giselle- dijo Lilian- trata de llevarlo con calma.

Tenemos que estar juntos- dijo Julian.

Es mi culpa… - dijo Nick.

No.. – dijo Lu- es culpa de “ellos”

domingo, 21 de octubre de 2007

Giselle 18

[Hace 3 meses en alguna parte]

Tenemos una semana para el torneo ese- dijo Lilian- pero no estoy segura de como debemos prepararnos.

Algo de concentración mental y habilidades- dijo lu encogiéndose de hombros- la verdad es que no tiene mucho sentido. Si es realidad virtual será por controladores.

No estoy muy segura de cómo funciona- dijo Tábata.

¿Qué tal tu pareja? –dijo Giselle mirando a Tábata.

Tábata se ruborizó.

Lu la miró interrogativa.

Es un chico muy lindo.. y .. bueno.. – dijo Tábata- creo que nos va bien, no tenemos mucho en común la verdad.. pero..

Giselle le sonrió.

¿Qué dice Jack de todo esto?- dijo Lu.

Pues.. – dijo Lilian- no esta muy convencido como que estas cosas.. no le gustan mucho.

Julian esta entusiasmado –dijo Lu- y a decir verdad yo también.

Nick.. – dijo Giselle- Nick también tiene mucho ánimo competitivo.. y a decir verdad.

Tu te mueres por ganar- dijo Tábata.

Si- dijo Giselle- la verdad.. quiero ganar.

¿Te molesta Alanis no?- dijo Lilian.

¿Cómo se compite contra eso? – dijo Giselle molesta- ¿Cómo competir contra la chica perfecta?

Tabata le puso una mano en el hombro.

Giselle se calmó.

Quizá no sea el tipo de Jim – dijo Lu- quien sabe! Quizá tengas una oportunidad.

Giselle le sonrió vagamente.

Será mejor que vayamos a dormir. Mañana hay clases.

Giselle asintió y se marcho a la habitación que compartía con lu. Lilian y Tábata se quedaron ahí, ya que esa era su habitación.

Giselle se acomodó en la cama y miró a Lu.

¿Qué pasa?- dijo Lu.

No te has sentido..rara estos días?- dijo Giselle.

¿Rara como?- dijo Lu mirándola.

Nada.. olvídalo..- dijo Giselle y se dio la vuelta para dormir.

Lu se encogió de hombros.

A la mañana siguiente Giselle se levantó tarde. Lu tenía clases una hora después así que la dejó dormir y salió corriendo al salón de clases.

Giselle llegó al salón cuando la clase ya había comenzado.

Adelante Giselle- dijo la profesora molesta- me alegra que hayas decidido acompañarnos.

El salón entero la miraba.. y Giselle entró en silencio evitando las miradas de todos. Se sentó en su lugar sin mirar a Jim.

La clase continuó.

Nick le pasó un dulce.

Gracias- le susurró Giselle y se animó un poco.

Después de la clase tuvieron 10 min de descanso.

¿Por qué llegaste tarde? – dijo Nick mirándola.

Bueno- dijo Giselle- no dormí nada bien, insomnio…

Como siempre- dijo Nick sonriéndole.

Si- dijo Giselle acomodándose contra la pared para poder mirar a nick. (la banca de Giselle estaba pegada a la pared y a las vntanas. Así q podía girar y recargarse)

¿Quieres comer algo?- dijo Nick.

La verdad no- dijo Giselle.

¿Estás a dieta de nuevo? – dijo Nick molesto.

No – dijo Giselle- pero no tengo hambre.

Iré por algo de tomar entonces- dijo Nick- ¿quieres algo?

Giselle sacó dinero.

Un café vainilla late- dijo Nick- verdad?

Si- dijo Giselle- si hubiera frappes..

No pidas maravillas, es solo una maquina- dijo Nick riéndose.

Bien – dijo Giselle sonriendo- no te tardes.. de verdad que necesito ese café.

Nick salió del aula.

Giselle se recargó en la banca.

El café provoca insomnio – dijo una voz a sus espaldas.

Si, y ahora necesito estar despierta- dijo Giselle sin voltear.

Altera el sistema nervioso y hace daño – continuó la voz.

Y sin embargo lo tomo- dijo Giselle- ya sé todo eso.

No lo decía para que te enojaras- dijo la voz.

Giselle se giró irritada y miró a Jim.

Jim le sonrió.

Giselle cambió la expresión, su enojo había desaparecido.

¿si?- dijo Jim mirándola.

Es sólo que me gusta el café- dijo Giselle mirando a otro lado- no deberías preocuparte por lo que toma alanis?

La irritación de Giselle volvió.

Jim cambió la expresión, el comentario le tomó por sorpresa y no puedo contestar.

Giselle lo miró y se dio la vuelta.

Alanis llego y le dio una botella de jugo de limón a Jim.

Giselle se volteó a mirar a Jim.

¿Qué no el jugo de limón en exceso provoca gastritis y más a estas horas?- dijo Giselle mirando a Jim con ironía.

Alanis se quedó mirándola algo irritada.

Giselle se encogió de hombros.

No deberías preocuparte por lo que bebe nick? – dijo Jim regresando el comentario pasado de Giselle.

No – dijo Giselle- por que sé que tomará Nick, y que yo sepa, no le hará daño.

Nick llegó y le tendió a Giselle su café.

Apuesto a que compraste jugo de uva- dijo Giselle mirando a Nick.

Nick le sonrió.

Jim la miró.

No hace daño que yo sepa- dijo Giselle mirando a Jim.

Jim se giró a hablar con Alanis.

Gracias por el café- dijo Giselle a Nick- hiciste la tarea de matemáticas?

Nick se rió.

Sabes que esas cosas.. – dijo Giselle.

¿Recuerdas que me prestaste tu libreta? – dijo Nick- me dí el lujo de resolver los tuyos, sabía que no los harías.

Gracias- dijo Giselle riendo.

Por los altavoces de la escuela se dio un comunicado.

“ A todos los estudiantes que van a participar en el juego, favor de pasar al auditorio.. “

Giselle miró a Nick.

Nick se levantó y Giselle lo siguió. Sintió como Alanis y Jim venían detrás.

Se encontró con sus amigas en el pasillo.

Había limites de inscripción.

Así que solo pudo ver a unas cuantas personas más.

Eran 10 parejas en total.

¿Tomando café tan temprano? – dijo Tábata mirando a Giselle.

Si bueno, mejor que jugo de limón – dijo Giselle irritada.

Por que presiento que tiene que ver ..- comenzó Tábata.

Si, con él. – dijo Giselle- pero no quiero hablar de ello.

Ok ok- contestó Tábata.

“Siéntense por parejas” – dijo una voz en el auditorio.

Marco (el compañero de Tábata) se sentó en el primer asiento seguido de Tábata. Giselle al lado de Tábata a su lado, Nick, después lilian y jack seguidos por julian y Lu. Detrás de marco y Tábata se sentarón dos chicos a los que tábata no había visto. Luego jim y alanis. Después otros dos chicos, luego otras dos chicas. un chico con una chica atrás de los dos chicos. Y a su lado otro chico y una chica.

El juego parece muy exclusivo- comentó lu con ironía unas sillas más atrás.

Lo es – dijo Alanis.

Lu volteo a verla.

¿Entonces que haces aquí? – dijo Lu con sorna.

Soy la ganadora del año pasado- dijo Alanis mirándola con desprecio.

Giselle negó con la cabeza a lu que estaba lista para contra atacar.

Lu desistió.

Bien. El juego va a empezar- dijo La voz.

Giselle se sobresaltó.

¿Qué no teníamos una semana? –dijo Tábata.

¿Qué está pasando?- dijo Lilian que sentía como las sillas se movían.

Giselle se levantó y se quedó muy cerca de Nick que se había puesto de pie también

¿Qué es todo esto?- dijo Jack mirando que el auditorio había cambiado por completo.

Es donde pelearemos- dijo Alanis.

¿Ahora?- dijo Julian.

Ahora..- dijo Jim.

Giselle- dijo Nick en voz baja- pase lo que pase.. te protegeré.

Protégete a ti mismo primero – dijo Jim en voz alta.

La primera pareja. Para pelear.

Julian y Lu. Contra Sandra y Caroline.

Julian y lu dieron un paso adelante.

Sandra y Carolina también.

Los cuatro estaban dudando. ¿De qué se trataba todo esto?

¿De qué?

sábado, 20 de octubre de 2007

Giselle 17

[Hace aproximadamente 3 meses]

Un torneo – dijo Lilian leyendo el boletín que sostenía con cuidado.

Giselle estaba en la cama escribiendo unas cosas en su laptop.

Tábata jugaba una partida de uno con lu.

¿Un torneo de que? – dijo Giselle sin levantar la vista de la pantalla.

Un torneo de realidad virtual – dijo Lilian

Juegos de chicos- dijo Tábata riéndose.

Como si no nos gustaran los videojuegos – dijo Lu sonriéndole.

¿Por qué harían un torneo así?- dijo Giselle sin dejar de escribir.

Por que en este colegio están locos – dijo Lu con aburrición.

Se oye interesante- dijo Lilian- es de duelos, te asignan poderes y compites contra los demás, por equipos. Es en parejas.

¿Y si entramos? – dijo Tábata mirándo a Giselle.

No tengo interés en esas cosas- dijo Giselle.

Tal vez sea algo más que un torneo- dijo Tábata.

Giselle la entendió.

Creo que suena divertido- dijo Lu.

Esta bien – dijo Giselle cerrando la laptop- vayamos a inscribirnos, participaré.

Lilian le sonrió.

Bueno- dijo Tábata- hagamos parejas.

Hey Gissy – gritó Nick del otro lado del pasillo- te enteraste del juego de combates? Te inscribí conmigo.

Giselle lo miró.

No me preguntaste- dijo Giselle.

Sabía que participarías- dijo Nick- sabes quienes fueron los ganadores del año pasado? Creí que tendrías un interés particular

Giselle lo miró extrañada.

Tu y yo juntos somos buen equipo y lo sabes- dijo Nick- la verdad es que después de ver el cartel, me necesitas para ganar..

Giselle tomo el boletín de Lilian… Lo miró con detenimiento y luego lo destrozo.

Entonces Giselle? – dijo Nick

Seré tu pareja- dijo Giselle- y vamos a ganar.

Nick le sonrió.

Tábata se registró con un chico de su clase.

Lu con Julian

Y Lilian con Jack.

Jim pasó con alanis.

Giselle lo miró.

Jim le sonrió. Giselle no le devolvió la sonrisa. Jim se extrañó de eso… Giselle siempre le sonreía.. Giselle siempre le hablaba.. Giselle..parecía… muy molesta.

Hey Jim- dijo Nick – dicen que eres bueno en este torneo… nos morimos de ganas de enfrentarnos a la pareja del año.

Jim se giró y alanis hizo lo mismo.

Giselle se puso al Lado de Nick.

Giselle sacó la baraja de su mochila y Nick la tomo y se puso a revolver las cartas con habilidad.

¿Y eso?- dijo Jim riendo- acaso el reto es con cartas?

Ah no – dijo Nick – yo no me atrevería.

¿Temes que te gane?- dijo Jim

Nick se encogió de hombros.

No es por eso- dijo Giselle- es por que este, es nuestro juego.

Giselle tomo las cartas y las revolvió imitando a Nick.

Y estábamos por ir a jugarlo –dijo Nick.

Sobre el torneo- dijo Giselle- les deseamos suerte.

¿Participas? – dijo Jim mirándola extrañado.

Claro que participa- dijo Nick- es Giselle.

Giselle le sonrió.

Soy la pareja de Nick- dijo Giselle.

Alanis se rió.

Algo gracioso? – dijo Nick.

¿Creen de verdad poder ganarnos? – dijo Alanis.

No lo sé- dijo Giselle- nosotros nunca hemos jugado..

Pero somos un gran equipo – terminó Nick- vamos Gissy tenemos cosas que hacer.

Giselle lo siguió.

Creí que no te gustaba que te dijeran Gissy – le gritó Jim

Tengo excepciones- le dijo Giselle desde lejos- por lo visto. Al igual que tú.

Alanis abrazó más a Jim.

Vaya que la has hecho buena esta vez- dijo Tábata acercándose a Jim mientras alanis se entretenía con una amiga.

¿Cómo dices? – dijo Jim mirando a Tabata.

Giselle- dijo Tábata- estaba molesta.

¿En serio? – dijo Jim con ironía- debería estar feliz por ser pareja de Nick.

Ella no iba a ser pareja de Nick – dijo Tábata- iba a ser mi pareja.

Jim la miró.

Se enteró- dijo Tábata mirando a Alanis- te pido un favor? Deja de confundirla. Y si tienes a Alanis. Deja que Nick la ayude.

Alanis y yo… - comenzó Jim- no es lo que todos creen.

Lo que importa es lo que Giselle crea- dijo Tabata- por demás a mi me da lo mismo.

¿Por qué me dices todo esto? – dijo Jim

Por que es mi mejor amiga- dijo Tábata.

¿Ella está enamorada de Nick?- preguntó Jim.

Te dije esas cosas para cuidar de ella- dijo Tábata- no para revelarte secretos personales.

Tábata se alejó por el pasillo.

Jim sacó algo del bolsillo, era el dulce de menta que le había dado Giselle. En realidad, no le gustaban mucho… pero… por alguna razón lo había aceptado.. y luego no había podido comerlo.. no pudo ni quitar la envoltura así que lo guardaba en el pantalón.

Molesta.. –dijo Jim- quizá.. ¿celosa?

viernes, 19 de octubre de 2007

Giselle 16

[En alguna parte]

Habían pasado dos Días desde que Jack se había ido.

Nadie había hablado mucho desde entonces e incluso las peleas entre Nick y Jim habían terminado.

Jim iba a practicar más seguido y también salía más con sus amigos.

Nick hacía lo mismo y frecuentaba lugares distintos.

Lilian estaba deprimida.

Lu y Julian estaban siempre juntos pensando en mil cosas y tratando de no bajar la guardia.

En todo ese tiempo que llevaban juntos, no era que no se apreciaran, sin embargo.. ellos en realidad no se juntaban, al menos no antes de que todo eso pasara.

Lu, Julian, Lilian, Tabata y Giselle eran amigos, grandes amigos desde hacía años.

Nick y Giselle se conocían también desde hace un par de años, y aunque entre ellos dos fueran muy amigos e inseparables. Ambos tenían amigos por su cuenta. Pasaban tiempo juntos si, pero no TODO el tiempo. Y de hecho pasaban mucho por que iban en el mismo salón.. pero por lo demás. Nick tenía practicas de música y de futbol y tareas, Giselle iba a frances y artes y aparte salia con lu, julian, lilian y Tabata.

Jack era primo de Giselle y novio de Lilian. Pero en realidad tampoco se juntaba con ellos.

Jim? Que decir de Jim, en realidad el solo se hablaba en un principio con Giselle, después con Tábata, pero de ahí en más solo se habían unido cuando había pasado que Giselle y Tabata se fueran a “esa parte”.

La realidad se interpuso de golpe en la alianza para traer a Tábata y Giselle de vuelta. La realidad era que se necesitaban para lograrlo. Pero ahora cada quien tenía asuntos que atender. Tenían una vida. Todos la tenían. Y tenían que vivirla.

Por mucho que pesara de todos modos… no estaban seguros de poder hacer algo.

Tal vez .. tal vez era mejor olvidar y que las cosas fueran.. así.

[En ninguna parte]

Tábata entró en la sala inglesa. Giselle estaba ahí.

No te has movido de aquí?- dijo Tábata mirándola.

Giselle negó con la cabeza.

No ha pasado tanto tiempo- dijo Tábata- ya volverán.

Y si no? – dijo Giselle- y si olvidamos? Y si nos quedamos aquí.. para siempre?

La verdad esque ya me estoy acostumbrando- dijo Tábata encogiéndose de hombros- no recuerdo muchas cosas… se han ido perdiendo y habría un momento.. inevitable en el que simplemente creeremos que hemos estado aquí desde siempre.

Giselle se mordió el labio preocupada, eso era verdad, ese momento llegaría y cada día se aproximaba con más rapidez. Era como si cada mañana un recuerdo se fuera borrando y todo se iba consumiendo cada vez a más velocidad. Esas hojas que escribía en la biblioteca para ella.. muchas de ellas.. muchas de ellas ya no tenían sentido. Pero había encontrado nombres. Había recordado a su madre.

Tábata también tenía familia y hermanos y también mencionaba los mismos nombres que ella, eso no era casualidad, eso no era imaginación, esas personas existían ,esos lugares existían.. todo había pasado alguna vez! Todo le había pertenecido alguna vez! Esos recuerdos eran suyos! Y no dejarían de serlo..! no podía permitirlo.

Tábata adivinó su frustración, a decir verdad ella también estaba desesperada, confundida mal, desorientada ¿Cómo salir? ¿Si salían recordarían algo? ¿A dónde irían si no? ¿Podrían volver si no recordaban nada nunca?

Si no vuelven.. – susurró Tábata- son amigos no? Eso dicen las hojas..eso .. deberíamos pensar.. no nos olvidarán.. no lo harán..

Eso espero..- dijo Giselle.

Y le sonrió vagamente a Tábata.

[en alguna parte]

Nick llegaba de su practica con la banda. Cuando se topó con Jim en el pasillo.

¿Que tal va tu banda? – dijo Nick a Jim

Va bien – dijo Jim- qué tal la tuya?

Nunca a estado mejor- dijo Nick.

…Jim se quedó callado. Mirándolo.

¿Qué pasa? – dijo Nick.

… Necesito que me ayudes.. –dijo Jim..- ayúdame a sacarla de ahí.

Increíble viendo de ti- dijo Nick sacando un papel de su chaqueta- pero no tienes ni que decirlo dos veces.

Esto es..- comenzó Jim

El nuevo código – dijo Nick- no puedo..no puedo dejarla ahí.. no puedo dejar de pensar..

Tengo algo que ayudará – dijo Jim mostrando una llave.

Cómo la conseguiste? – dijo Nick.

Alanis… - susurró Jim

Vaya vaya – dijo Nick- así que los rumores son ciertos?

Qué rumores? – dijo Jim.

Pobre Giselle- dijo Nick encogiéndose de hombros – pensar que la engañaste todo el tiempo.

No.. es – comenzó Jim.

Ya decía yo que eras un cretino Jim – dijo Nick- desde que te vi lo pensé.

Y yo pensé que eras el chico botado detrás de ella- dijo Jim.

Al menos no fui el desgraciado que..- comenzó Nick.

Pero en ese momento apareció Lilian.

Saquémoslas… -dijo Lilian.. – cueste…lo que cueste..

martes, 16 de octubre de 2007

Giselle 15

[En ninguna parte]

Un chico estuvo aquí – dijo Giselle a Tábata unas horas después (o eso creía)

Un chico?- dijo Tábata- el de los ojos azules.

No, él tenía ojos verdes y se llamaba Nick. Jim es el chico de los ojos azules- dijo Giselle.

Al menos ya sabemos el nombre- dijo Tábata- ¿dijo algo importante?

Solo que nada era lo que parecía- dijo Giselle- que vendría a decirme las cosas después. Dice que lo conozco.. que se acuerda de mi.. siempre.

Mmm igual no dijo mucho- dijo Tábata- me estoy cansando de tanta intriga.

Yo también- dijo Giselle.

Sabes? Estaba leyendo unas cosas y de repente descubrí que este collar es más que un collar, lo que tiene grabado es un símbolo, que significa algo para mi.. y ..- dijo Tábata- y quien sea que me lo haya enviado.

Yo sé quien tiene el resto de mi collar- dijo Giselle- lo tenía ese chico, Nick. Y se lo devolví.. dijo que me lo regresaría así que eso garantiza que va a volver.

¿Tú crees?- dijo Tábata.

Si, aunque el tal Jim- dijo Giselle- no parecía contento con ello.

Tábata se encogió de hombros.

¿Y que haremos hoy?- dijo Giselle.

Comprobar una cosa- dijo Tábata sacando la libreta que había hayado en su cocina- trae la tuya quieres…?

Giselle la entendió y salió corriendo por la libreta.

[En alguna parte]

Eres un mentiroso! – gritó Jim tomando d la chaqueta a Nick y estrellándolo contra la pared.

No lo soy- dijo Nick encogiéndose de hombros- dije que sabía como entrar ¿y entre o no?

Sabes a que me refiero debías esperarnos!- dijo Jim.

¿Debía?- dijo Nick haciéndose el distraído y sonriendo.

Jim le soltó un puñetazo y lo tiró al suelo. Un collar plateado salió volando.

Nick trató de recuperarse y correr por el collar. Pero Jim llegó antes.

Esta completo…- dijo Jim

La otra parte la tenía Giselle- dijo Nick levantándose lentamente.

Una plaquita de plata..- dijo Jim y luego vio que había algo grabado al reverso..- esto es..

Algo que no te importa- dijo Nick arrebatándolo de sus manos.

Jim trato de quitárselo de nuevo

Sobre mi cadáver – dijo Nick.

Por mi un gusto – dijo Jim tratando de pegarle de nuevo pero en ese momento Julian lo detuvo por la espalda.

Esto no arreglará nada!- dijo Jack mirando a Jim- Nick.. ¿Por qué lo hiciste?

Quería verla.. –Dijo Nick- no hay otro motivo..

Jim seguía tratando de safarse de Julian

Debiste esperarnos.- dijo Lu- nosotros también queremos verlas , queremos estar con ellas.. entender…

Escucharon voces y tuvieron que salir corriendo a la habitación de Jack, Nick, Jim y Julian.

Lu y Lilian se sentaron en las camas.

Cuando una figura entró.

Empaca tus cosas Jack,te vas a casa- dijo la voz.

Jack se quedó inmóvil.

¿no oíste? Te vas a casa- dijo la figura que vestía completamente de blanco.

¿por qué?- dijo Jack levantándose.

Por que no nos haces falta – dijo la figura encogiéndose de hombros- no nos eres útil, y no eras tan bueno como pensábamos. Así que te vas…

Lilian se puso pálida.

Entonces mi prima se va conmigo- dijo Jack.

Esa no es tu decisión- dijo la figura- y asegúrate de no decir nada … o a tu prima le costará más que unas galletas mágicas.

Jack empuñó las manos…

Todos estaban callados, hasta ahora, hicieran lo que hicieran , no se habían deshecho de nadie.. ¿Por qué prescindir de Jack? ¿por qué?

Por la misma razón que no pueden corrernos a nosotros- pensó Jim.

Oye Jim- dijo la figura- tengo entendido que estos no son tus amigos, es más… tu tenías un equipo de futbol y todo eso no?

Aún lo tengo- dijo Jim levantándose- soy el capitán.

Y sin embargo – dijo la figura- pasas más tiempo con los que están aquí, aunque nunca fueron nada tuyo… tus amigos podrían hartarse.

Jim se quedó callado.

Nick- continuó la figura- tu también tenias un equipo no? Y actividades extras..

Que compartía con ella- dijo Nick.

En realidad muchas de ellas no las compartías con nadie- dijo La figura- tus amigos.. también podrían hartarse de esperarte…

Nick lo miró.

Lo olvidaba..- dijo la figura- siempre fuiste más de juegos de cartas?... con quien juegas ahora?

Nick trató de golpearlo y Julian lo detuvo.

Eso no le incumbe! Eso es personal!.. eso.. – trató de decir Nick.

Eso es como una sonata incompleta.. no ¿jim?- dijo la figura.

Maldito gusano..- dijo Jim.

No deberías hablarle así a un superior- dijo la figura.

Y usted.. no tiene lo suficiente para ser mi superior- dijo Jim.

La figura ya no contestó nada y salió de la habitación.

Te espero afuera Jack- dijo antes de cerrarse la puerta.

Jack empacó sus cosas en silencio.

Sácala de ahí- dijo Jack mirando a Jim.

Nick lo miró.

Lilian se despidió.. y Jack salió con las cosas.

Jack había salido de ahí.. para nunca más volver…

¿Por qué?..