viernes, 9 de noviembre de 2007

Giselle 23

Marco! Tábata! – gritó el altavoz- contra Josh e Ian!

Giselle giró la cabeza y miró a Tábata. A Tábata le temblaba el labio. Jamás la había visto así, más pálida de lo normal. Giselle tomo su mano.

Tábata asintió ligeramente.

Es una locura- dijo Giselle.

Lo es- dijo Tábata- pero también es la respuesta, lo presiento. Ganaré. Me aseguraré de eso.

Tábata sonrio. Mientras caminaba con Marco al campo.

Por una vez Giselle deseó arrepentirse de algo. Quería proteger a Tábata. Pero lo cierto era, que sin Nick. No podría ganar.

La pantalla de siempre apareció.

Tábata 18 años. Prefiere el verde. Buena en la contabilidad, la escritura y practicante hábil de natación.- dijo la pantalla- poderes desarrollados: ondas vitales y teletransportación.

¿Ondas vitales? – dijo Tábata- creí que.. eran ondas sonoras. ¿Qué…hago?

Giselle miró a Nick.

¿Ondas vitales?

Marco- dijo la voz- bueno en las finanzas y los deportes. Prefiere el color rubí. Poderes desarrollados, pose una fuerza mayor a la normal y es capaz de crear hologramas realistas.

Josh 19 años- comenzó otra pantalla- bueno para la escultura y la actuación. Poderes desarollados: proyecciones astrales y campos de fuerza.

Ian 18 años – comenzó la pantalla de nuevo- bueno en las ciencias y la biología, practica tennis. Poderes desarrollados: velocidad y agilidad que sobrepasa por mucho la normal, y es capaz de atravesar muros.

Giselle observaba muda la escena.

Nick le tomó la mano.

Las gemas les aparecieron a los participantes.

¿Quién peleará?- fue la pregunta del altavoz.

Yo- dijo Ian dando un paso al frente mientras Josh era apresado.

Yo- dijo Tábata mirando con inseguridad a Marco que le dio una reconfortante sonrisa.

La batalla comenzó.

Giselle estaba entre que miraba y no.

Vi cuando a Tábata le dieron una patada en la cara. La vio caer. Pero también veía como en las cadenas Josh iba perdiendo fuerza y no entendía por que, ya que en realidad Tábata no hacía más que soportar el daño y esquivar golpes, dar algunos cuantos, pero no para el efecto que se veía sobre Josh. Además, Marco en vez de debilitarse, parecía más sano que nunca…

La batalla fue extraña, Tábata huía con su teletransportación a distintas partes y se detenía en breves instantes para concentrarse en algo…

Nick estaba serio. Pensando.

¿Qué es esto?- dijo Giselle mirando como Josh comenzaba a perder el conocimiento.

Cambio!- logró articular Josh.

Ian fue apresado por las cadenas.

Ella…- dijo Nick- le estaba quitando la energía a Josh y la transfería a marco, ha eso se refería con ondas vitales.

Entonces aquella vez… -pensó Giselle- la vez de las plantas..cuando ella las miró.. me quitó energía a mi sin pretenderlo.. por eso el frío, por eso el resfriado..

Josh se recuperó un poco ,y puso un campo de fuerza a su alrededor.

Algo extraño chocaba contra el produciendo un sonido hueco, pero luego.. se detuvo.

Tábata miró a marco. No había más que ella pudiera hacer.

Cambio- dijo Marco.

Tábata fue apresada.

Marco a diferencia de Josh, estaba en perfectas condiciones.

Marco creo varios hologramas de él, que se confundieron en el campo.

Josh se proyecto astralmente y ambas protecciones comenzaron a golpear a los marcos con las barreras de fuerza siempre activadas.

Sin embargo, marco los arrojaba con facilidad por los aires, les estaba poniendo una paliza, su fuerza de verdad era extraordinaria, mucho mayor de la normal

Esta pelea demoró mucho más que la anterior, entre proyecciones y hologramas.

Pero al final.

La conclusión era evidente.

Josh exhausto, e ian semi inconciente por los golpes, se rindieron. Y Giselle sintió un tremendo alivio al comprobar que tábata solo sufría heridas menores y lo que parecía la nariz semi rota.

Tábata y marco se marcharon por una de las puertas.

Lilian comenzó a moverse en su asiento. Estaba temerosa de ser la siguiente. Sin embargo, Giselle no se quedó a ver esa pelea. Cuando las fotos de ian y Josh aparecieron cruzadas. El altavoz grito

Nick! Giselle- Nick tomó más fuerte la mano de Giselle- contra Abel y Sophía!

No hay comentarios: