domingo, 16 de marzo de 2008

Fáthima [mi camino a la tienda]

Eran como las 10 y algo de la noche cuando llegué a mi casa. Abrí la puerta con cuidado y entre a hurtadillas hasta mi habitación. Nadie había notado mi ausencia [nadie notaba tampoco mi presencia..a exepción de cuando necesitaban algo que molestar..]
Me saqué la gabardina y las botas con cuidado..lentamente coloqué las ampolletas de agua bendita en el baúl. Mañana temprano iría a la famosa tienda esa.
No tenía más arma que unas ampolletas de agua bendita que si.. bien pasaba como en las películas.. no me durarían ni un día..

Abrí una lata de enselada de atún. [se preguntan que hace una lata de atún en mi habitación?] quizá un día lo sepan.. tome la botella de agua.. y comencé a comer..
había desayunado cereal..y no había probado bocado en todo el día.. y con esta expedición estaba hambrienta.
Mi enojo por comer asi [los motivos por los que habia esa lata de atún ahí] me hacían rabiar aún..la temperatura comenzó a subirme drásticamente.
Malditas enfermedades psicológicas. Encendí el ventilador de mi habitación.
mañana..mañana averiguaría quien era ese padre también.
saqué la ropa y la guardé en el baúl.
Lentamente me puse la pillama y miré al techo.
¿A que rayos estaba jugando?.. yo no podía con esto.
yo nunca podía con nada.
ni con los gritos de mi familia.. ni con las notas de la escuela.. ni con los problemas amorosos.. ni con los locos obsesivos.. ni con los amigos ni con los hipocritas..
ni conmigo..
yo no podia ni conmigo.
todas las dudas de mi y el peso de mis temores se amontonaron en mi cabeza.. y comencé a colpasar.
no- me dije a mi misma- ahora no..ahora no.. hace tiemp oque evitaba pensar demasiado..sabía que si lo hacía me derrumbaría.. ahora no podía..estando tan cerca de todo..estando tan cerca de escapar de mis 4 paredes rosas con una ventana... de mi encierro voluntariamente obligatorio.. de mi vida..de mi... de todo.. no podía derrumbarme ahora, no por algo así..
me miré los brazos..
estás marcas no habían sido en vano.. yo no podía ...no podía rendirme ahora.
puse la música más fuerte...
y como muchas noches..rompí a llorar tratando de contenerme...
y fue tanto el esfuerzo.. la fiebre y el mareo.. que me quedé dormida..

Cuando desperté eran las 5 de la mañana..muy temprano..demasiado..volví a dormir y puse la alarma a las 7 y media..quería ir temprano a la tienda esa para después pasarme por la iglesia ha hacerle una visita a mi "amigo Rafael".
Al final no pude dormir másy cuando el despertador sonó lo apagué y me tiré en la cama de nuevo.
Cuando reaccioné eran las 10.30 me vesti normal..ok..de negro y sali corriendo ..tomé las llaves y un impermeable plateado [llovia] y corri varias calles hasta que mi aliento se terminó..camine en silencio..tosiendo un poco por el frío que sentía en los pulmones.
Me paré en el centro. Mirando hacía el templo.
Recordé las idicaciones y comencé a caminar hacía allá.
Empezabe a darme cuenta que lentamente me iba desvíando a la derecha..por que no se podía seguir exactamente en línea recta. Traté de compensarlo yendo un poco a la izquierda un par de veces.
Pero después de caminar unos 15 min sin rumbo noté claramente.. que estaba perdida.
Siempre me perdía..aún sabiendo a donde ir..
y ahora? ahora no tenía idea de que hacer.. Podía volver al templo y pedirle las indicaciones de nuevo.. aunque a decir verdad no creo que me sirvieran de mucho.
Miré a ambas direcciones de la avenida..decidí ir a la izquierda. No tenía nada que perder.
iba caminando cómodamente cuando noté que ..en una de las paredes había una gran abertura.. una especide de corte profundo...
cuando miré con atención me di cuenta de que no sólo era una abertura.. era una especie de calle.
Me acerqué con cuidado...y miré hacia adentro..al fondo en esa oscuridad [debido a lo estrecho de la grieta] se dibujaban unas raquíticas escaleras de piedra..
Por que estoy tan gorda- murmuré para mis adentros.
Pasé un poco de lado y camine incómodamente por la abertura..
unos metros después mi pie topó con el primer escalón..subí con dificultades..al fin mis manos tocaron la puerta..una puerta vieja de madera..
toqué tres veces suavemente..
nadie respondió.
volvía tocar..
oí ruidos adentro.
toqué de nuevo.
¿Por qué habría de abrirte?- dijo una voz rasposa del otro lado de la puerta..al parecer, la de una mujer muy vieja.
Por que me envía Rafael- dije sintiéndome algo tonta.
La puerta se abrió presipitadamente.
Y un brazó me jaló hacia adentro. Sentí tensarse mi expresión..sentía miedo.
Dos ojos grandes me examinaban el rostro.
A si.. que a ti.. te envía Rafael- concretó una voz que era mucho más suave que la primera.
Asentí levemente.. no sé si en la penumbra se vería..pero..asentí.
las cortinas de una ventana en el fondo se corrieron y claramente la estancia se iluminó. Nada era tan tenebroso como parecía.. una vez..
que se enciende.. La luz...

No hay comentarios: