martes, 1 de abril de 2008

Fáthima [Black Light]

Habían pasado 2 años desde la desaparición de Bea..yo aún seguía buscándole.. pista tras pista..
de vez en cuando un callejón sin salida me quitaba más tiempo de lo normal. Pero últimamente la actividad de todo lo paranormal era más alta de lo usual.. lo que me permitía excavar un poco más en las entreñas de lo que había pasado ese día..hace dos años..
Ahora estaba siguiendo una de mis pistas maravillosas sin sentido, sabía que era una trampa pero no podía resignarme además..no esque me importara mucho vivir.
Camine por las orillas de la estrecha callejuela.. a las afueras de una ciudad que estaba bastante lejos de la mia... ¿qué hacía ahí?.. simple..
Cazar..ese era mi trabajo.
Disparé a lo que muchos hubiese parecido el aire. Pero dos pesados demonios camaleónicos calleron muertos a mi paso.
registré la zona. A estas alturas el cambio de mis ojos era solo un cosquilleo.
Uno de mis sais salió volando de mi mano e impactó en la cara de otro demonio que no supe reconocer.
¿Dónde esta Bea?- dije alzando la voz..recuperé mi sais y saqué las 9mm.
Una risa en la oscuridad me hizo girarme.
Bea..Bea.. esta muerta- dijo la criatura casi cantando..
Corrí y tome a la critatura por el cuello..clave los sais en sus piernas para que no pudiera extrangularme con ellas.
No vuelvas a decirlo- dije furiosa- o te arrancaré escama por escama y te haré pasar la agonía más grande...
La criatura me miró con sus ojos ámbar..y me sonrió mostrandome sus putrefactos dientes.
Deberías lavarte la boca más seguido.
Tome una cápsula de agua bendita e hice q se abriera en su boca..la critatura comenzó a retorcerse maldiciendo.
¿Donde está bea?- dije molesta.
Nunca nunca lo sabrás- dijo la criatura burlándose de mi entre su dolor.
Le dispare varias veces por diversión hasta que decidí matarla.
Yo no hacía el trabajo limpio.
O eso me decían siempre, desperdiciaba material y tiempo.
Yo no era tan precisa como ángela. El nombre le iba bien a la señorita perfección ,pero ni ella ni yo teníamos motivos para llevarnos bien, menos para ser amigas.
aunque al principio su rubio cabello me recordó al de bea. En cuanto la vi supe que no se parecían en nada.
Cargue las armas de nuevo.. y esperé.. ya vendrían por mi.
A los 5 minutos de estar ahí sentada oí sus risas estúpidas y sus asquerosos pasos..como sapos..como serpientes arrástrándose por la callejuela..
disperce agua bendita y gasolina en una linea..los vi correr hacia mi.
Me despedí del cigarrillo que fumaba y lo tiré a la linea.. una pared de fuego redujo a varios de ellos a cenizas..otros se abalanzaron contra mi.. disparé varías veces..
para mi esto era casi divertido..casi hilarante..
algo me golpeó por la espalda.
cuando reaccioné estaba tendida a mitad dl callejón..mis armas estaban dispersas y las criaturas me miraban con malicia.
Alguien avanzó lentamente por el pasillo..
Lo vi..su cara humana solo me produjo repulción.
era un hombre extremadamente pálido..con el pelo blanco que le caía hasta los hombros..su sonrisa perfecta y sus ojos grandes y amarillos me miraron con ironía.
A quien me vuelvo a encontrar- dijo el mirándome.
Sonreí con sarcasmo y mi mano sintió una cápsula de agua bendita.
Pero si es mi arrastrado amigo- dije con la voz ahogada..empezaba a sentir los golpes.
el hombre se descubrió el resto de la cara y su mejilla quemada y putrefacta me recordó a los viejos tiempos. Hace un año me había enfrentado a él.. y había fallado..el había logrado huir..pero yo destrozé su vanidad.
Y bien Ananfa...- dije mirándole con cuidado- venganza? diversión? o sólo pasabas por aqui?
Un poco de las tres quizá...- Ananfa me miraba relamiéndose...
Vi un brillo a lo lejos.
Me estaba desangrando demasiado rápido.. comenzaban a pesarme los ojos y apenas podía mover las manos.. arriesgándome a estar en lo correcto avente el agua bendita al rostro de Ananfa.
Sus pupilas se dilataron la cápsula se estrelló en su cara y este se retorció de dolor.
maldita perra! - megritó tocándose la cara que ahora era piel desprendiéndose- creíste que eso acabaría conmigo?
No- dije mirándole- pero te pone vulnerable.
Señale detrás de él.
El se giró con susto rápidamente y una bala atravesó su cabeza..pedazos de piel volaron en todas direcciones..vi una bota aplastar el resto de lo que había sido su cráneo.
Entre mi alucinación y el hecho de que me moría desangrada solo pensaba dos cosas.
Que no sea ángela..y...¿Quién salvará a Bea ahora?
Cuando desperté estaba en el cuarto de una vieja casa [ o eso parecía] me quite las sábanas yvi que estaba vendada.. las heridas habían cerrado en su mayoría.
Trabajo de un arcangel sin duda. Aunque no era trabajo de los arcángeles eliminar esos demonios.
La sensación de que fuera ángela la que me había salvado me causaba un poco de mareo.
Alguién entró en la habitación.
Tome el arma que estaba en la mesilla de noche y apunté.
Y de repente un ser luminoso entró detrás de esa persona. Baje el arma inmediatamente. No por que supiera quien era.. pero había oido demasiado de ese ser de parte de Rafael como para no reconocerlo en cuanto lo vi..
Miguel...- susurré.
El arcángel asintió con suavidad.
Dejé el arma en la mesilla y me incorporé en la cama.. al fin mi atención se volvió al rostro de mi salvador.
Un chico más o menos de un metro setenta me sonreía tranquilamente su pelo negro y largo caia delicadamente por su rostro con una elegancia que no había visto antes.. su piel era blanca y sus ojos café obscuro..casi negros.
Lucio-dijo tendiéndome la mano.
Fáthima- dije estrechándosela- gracias por salvar mi vida.
No te lo tomes a mal - dijo encogiéndose de hombros- pero no habría neceisdad si no fueras por ahí arriesgándote demás.
No dije nada.. pensé en que Rafael y Gabriel habían mantenido una buena conversación acerca de mi.
Lamento haber entrado a tu zona- dije buscando mis cosas- seguía..
una pista- dijo el mirándome - he oído de ello.. ¿bea cierto?..
Asentí con tristeza.
Se lo quite a Ananfa - dijo tentiendome un brazalete..
Casi me pongo a llorar... yo conocía ese brazalete...unas finas pulceras plateadas con piedras verdes brillaron ante mis ojos. Yo se la había dado a Bea por su cumpleaños..jamás se la quitaba.
la repulción de que ese engendro las hubiera usado me hizo querer vomitar..
Miré a mi alrededor como si el mundo fuese irreconocible para mi, corrí al baño y vomité...
cuando regrese Lucio estaba sentado en una mesa de la habitación.. había una silla delante de él.
Un jugo de uva y un emparedado simple.
Siéntate- dijo él amablemente- necesitas comer y reponerte.. tengamos una conversación.
Me senté mirándole algo apenada...
Descuida- dijo Lucio- estamos en confianza.
sonreí.
Tu seudónimo es.. Black Light o no?- dijo él iniciando la conversación.
Asentí mientras bebía el jugo..
Interesante - dijo el pensando algunas cosas- eres completamente humana?
Si- dije mirando sus ojos..- y tu?
Humano también- dijo él.
De que color...?- dijo tranquilamente. Él entendío la pregunta.
Azul grisáseo- dijo él sonriendo..- bastante claros a decir verdad.
No sabía si sentirme mal por ello o no.
¿Tú?- dijo él.
Violetas- dije yo..mordiendo el emparedado.. para no tener que decir más.
La expresión de lucio cambió.. parecía asombrado.. tal vez intrigado..pero fue de las pocas personas que no me miró con cierta repulción.
Ya entendí.. -dijo él sonriendo- la luz ultravioleta..
Lo miré. Él sabía.. era muy inteligente o estaba leyendo mi mente.
Un poco de ambas - dijo él- puedo leer un poco tu mente.. ya sabes los rasgos generales.. tu pensamiento más fuerte en el momento.
¿Por que te sientes mal por que sean violeta?- dijo él después de unos segundos.
¿Por qué habría de sentirme mal?- dije yo- soy así.. las cosas no cambiarán.
El asintió.
Creo que debería irme- dije cuando terminé la comida- es tarde.
Lo sé- dijo Lucio- quédate hoy conmigo.. Rafael y Miguel vendrán esta noche a hablar..sería bueno enterarnos de algunas cosas...
Tu seudónimo?- dije mirandole
es curioso que lo digas- dijo el sonriendo..- White light.
Reí no se si de verdad o con ironía.
Pero puedes llamarme lucio - dijo el sacudiéndose el cabello..- me gusta que las chicas lindas me llamen por mi nombre.
Sonreí levantando una ceja.
Me estas coqueteando? - dije sarcásticamente.
A caso no debería?- dijo el encogiéndose de hombros- cambiate.. y cuando estes lista.. ven abajo quieres?.. hace mucho que no veo películas con alguien..
cerró la puerta...
Lucio...."Luz".... un humano... con ojos azul grisáseo ..eso significaba una cosa : era un humano especialmente bueno y maravilloso...lleno ..de luz.. de esa sensación nítida de bondad... si tenía los ojos azules era por uan razón solo tenía un defecto grave...y a juzgar por su coqueteo..la vanidad era ese defecto..
sin embargo... le debía la vida.. y él me agradaba...
quizá.. ya no tendría que luchar sola más tiempo..

No hay comentarios: