martes, 9 de marzo de 2010

2x3


veo las estrellas atravès de un cuadro de 2x3 y me parecen màs lejanas que nunca.


veo todo a blanco y negro. Y todo es tan lento que me parece que voy corriendo, que la conversaciòn se ha perdido en algùn punto del firmamento.

Todo es tan ajeno a mi.

Tal parece que a mi suerte ya no le agrado tanto. Serà que simplemente se està acabando.. que mis sueños se han vuelto polvo y ese polvo no vale nada en ninguna parte del estado

Es como si la luz poco a poco se fuera apagando

Quisiera escribirme un cuento de hadas nuevo.. dejar atràs este qie esta roto..pero la imaginaciòn se me fue y aparte necesitarìa un poquito de esperanza.. suerte, fè y ese aderezo que se llama destino.


tendrè que conformarme con este que esta roto y parece no tener arreglo...


(o tal vez como alguien siempre me dice, soy la reina del drama..., el mundo ya debe d estar harto de mi)


pero la fiesta se acaba hasta q YO lo diga.

3 comentarios:

LiLiTh (NeFeSh) dijo...

Tranquila. A veces nos sentimos extranjeras en nuestra propia vida, que todo se ha terminado. Pero los finales nunca son definitivos, en realidad siempre hay un principio escondido detrás de cada final. Todo tiene arreglo, tienes la fuerza para volver a inventarte, para volver a empezar. Cuando aceptamos que hemos arruinado las cosas es cuando en verdad podemos empezar de nuevo... algo así dice Cortázar en un libro que leía ayer.

Santika dijo...

No pretendas reconstruir tu roto cuento de hadas... Los cuentos, cuentos son, y no sirven en el mundo. VIVE una historia REAL, anímate a experimentar el mundo, más allá del dolor interno; a sentir y vivir, con sus sabores dulces y amargos... la vida no es totalmente buena ni totalmente mala, pero se goza, y se aprende, si estás dispuesta.

Creo que estás muy apaleada, y te sigues apaleando tú misma. Date un respiro. Cualquiera en este mundo,merece un respiro y un poco de fe. Todas las malas rachas concluyen y la tuya pasará también. Estás afrontándote a una etapa muuuuy complicada, difícil, distinta, y es comprensible que te sientas tan agotada, decaída... pero no seas incrédula de la felicidad, porque sí existe, con todas las circunstancias particulares que hay en tu vida, ES POSIBLE. Necesitas acostumbrarte a los cambios, entender el nuevo mecanismo de tu realidad, para que lo manejes de la manera más adecuada. Lo vas a lograr, pero necesitas no desesperar, darte tiempo para adaptarte. Mira los ojos de tu nena... no puedes dejar de creer que hay posibilidades de estar bien y estar feliz. Una mirada tan clara e inocente de toda maldad, de toda angustia, no puede menos que inspirarte esperanza.

Jorge Luis dijo...

Que pena no poder ser la cura para poder salvarte damita