domingo, 4 de abril de 2010

La obsesiòn x Los algodons d azucar.

CReo que empezò muy temprano, cuando era niña.... muy niña.
el color.. la textura... azùcar mucha azùcar
rosa! mucho rosa!!!!!

Yo quiero el rosa mamà!!!- decía siempre esforzándome por parecer mona para que me compraran uno grande.

Aunque empalagaba..aunque era pegajoso..aunque al final... no era màs que azucar pintada...me parecìa logico amarlos, eran suaves...eran lindos..eran como nubes rosas azucaradas...

yo solía correr por ahí con esos zapatos tan lindos que me ponía y vestidos (como odiaba los pantalones, lo mio eran los vestidos)
yo era linda, eso decìa la gente. Me encantaba que me tomaron fotos..me encantaba ser el centro de atención.. era tan caprichosa.. tan.. niña de algodòn de azucar..

"esque es rosa.."


que habrà pasado? cuando dejaron de gustarme las fotos que me tomaban los demas?... ser el centro d atenciòn..? los algodones?....




"estàs pesada.." - dijo.
Y eso basto para hacerme daño..querer estallar en llanto y vomitar la halls d mora que habìa comido, pese a ser de las unicas cosas que ingeri..hoy.




2 comentarios:

Santika dijo...

¿qué fue lo que pasó? Nada raro, querida Samantha, simplemente es que creciste, como todos lo hacemos, y el mundo está en una metamorfosis constante y nosotros debemos seguir el ritmo natural de las cosas, debemos cambiar, pulirnos, hacer con nuestro barro la figura que elegimos, con las circunstancias que nos toquen, lo más bello, lo mejor posible.
No te atormentes demás, no escuches lo que no ayuda ni sirve, y solo lastima. Siempre habrá voces amables y voces destructivas; escucha lo que te ayude a andar, no lo que te hunda.

Jorge Luis dijo...

rete loco, full