jueves, 9 de septiembre de 2010

Azucarodosilandia.

De vez en cuando me escapó.
(No tomo drogas)
De vez en cuando me escapó a mi mundo mágico de algodón de azúcar y dulces de menta y colores. Porque es un bonito lugar, porque es mio y sólo mio y aquí nada me hace daño.
Por que todo es rosa y acolchonadito y hay conejos de orejitas caidas y gatitos.
Un lago enorme cristalino y delfines rosas y blancos y con lunares. Ah si si y también hay cisnes blancos y rosa pastel.
Hay unicornios, un castillo.. evidentemente yo soy la princesa... no, no estoy esperando rescate por que el principe que conozca azucarodosilandia debe querer quedarse ahí conmigo.
ENAMORADOS.
extrasiados con una sobredosis de azúcar y caramelo y chispitas de chocolate.
(muy meloso? si, lo sé.. pero esque me cree azucarodosilandia cuando era niña, y no lo he modificado mucho por que creo que es bueno conservar esa parte inocente así pura, tal vez allá por ahí uno o dos moños negros, alguna cosa violeta y más sombras feas que antes... pero sigue siendo netamente rosa pastel con verde menta y chispas de chokolate!)
Hoy corrí ...me fugué mande mi mente lejos lejos a azucarodosilandia..y descubrí que ahí todos me extrañaban.. que había colores... que las esculturas de hielo hechas con mis lagrimas se habían múltiplicado..pero también se derretían al sol como grandes diamantes.
me tumbé en la yerba a mirar el cielo con estrellas y con nubesitas enforma de corazón con una luna llena grande grande..
sin humo..sin alcohol sin baja autoestima, gente hipócrita o personas que ya no me aman.

Paz.
Respiré.
Paz.
La encontré.
Y le canté una canción a la noche.
y enterré mis poemas suicidas lo más profundo que pude..
y lloré..y lloré y lloré..hasta quedarme sin lágrimas.. y después no me quedó otra cosa más que sonreir.

Hoy me fugué a azucarodosilandia...








comi dos trozos de pizza hoy.
(luego vomité, la presión me está matando)



Fuck!








Tal vez por eso necesitaba visitar..ese lugar..una vez más y recordar que ..por dentro no soy tan asquerosa como me veo por fuera.

No hay comentarios: