jueves, 25 de noviembre de 2010

Fáthima [Una misión perdida]

Estaba sentada en mi apartamento en Paris, en mi mesa bebiendo una tasa de café y fumando últimamente el hábito de fumar se me habia hecho más bien una necesidad, asi que me había vuelto adicta de nuevo. Estaba esperando con mi traje de B.L puesto a que llegara Rafael. Se había convocado una junta dado lo sucedido en el centro comercial.
Miraba mi celular por si Damian marcaba pero me había cansado de comprobar que el no tenía intención en hacerlo.
Rafael apareció y le dí la mano.
Hacía mucho que no iba a la tienda que estaba exactamente igual. Era la tercera en llegar. Angela y Lucio compartían una animada platica, me senté en mi sillón al sur como debía ser y Rafael se posó a mi lado no dije ni una palabra ni esperaba un saludo tampoco. Ellos no eran mis amigos, Lucio no era nada para mi y esto sólo era mi trabajo.
La silla que estaba en el oeste se encontraba vacía la miré con algo de asco en la cara. Parecía que Lucio y angela al fin se percataban de mi presencia.
¿Qué has hecho esta vez?- dijo ángela con su tono irritante.
No le contesté, no tenía intención de pelear por nada y estaba sumida en mis pensamientos y la ausencia de damian en mi vida.
Hey -dijo lucio sacándome de mi misma- ¿Por qué estamos aqui?
Lo miré. Con la mirada que le reservo a las personas fuera de mi círculo algo asi como ¿Quén eres tú para hablarme? y ¿Ya viste quien soy... cómo te atreves a mirarme?
Lucio se recargo en el asiento extrañado de mi mirada.
Si tanto te interesa ¿Por que no le preguntas a tu arcángel?- contesté secamente- ¿Me vez cara de saberlo todo?
Lucio abrió la boca sin decir nada.
El gatito ha sacado las garras- dijo Danto cayendo pesadamente en su asiento.
Lo miré con desdén y desistí ni si quiera valía que le dirigiera la palabra.
Y hoy estamos aquí todos reunidos bla bla bla con nuestros respectivos arcángeles bla bla bla.. para discutir el hecho de que Dante sea una traidor- dije en voz alta antes de que Gabriel empezara con su sermón.
Gabriel me miró con desprecio.
Estoy perdiendo tiempo- dije - podría estar pateando traseros si no insistieran n hacer un alboroto cada que pasa algo, son como gallinas.
Gabriel emitió un brillo para lastimarme le sonreí y me puse lentes de sol.
Rafael- dijo gabriel mirando al ángel que estaba parado justo a mi lado- le permites hablar así?
¿Que quieres que haga al respecto?- dijo rafael.
Gabriel desistió.
Y bien- dije- quién elimina a Dante del mapa?
Dante me miró extrañado.
Azrael apareció de repente y todo se puso un poco más incómodo.
No pueden acusarlo de nada - dijo azrael - después de todo era su hermano.
Bien no debiste enviar a Dante si su hermano iba a estar ahí- dijo gabriel.
No sabíamos que era mi hermano- dijo dante.
bien a mi me da lo mismo- agregué- pero casi hace que fallemos la misión y si no mal recuerdo cuando me pasó a mi casi me hechan.
Dberíamos hecharlo- dijo ángela.
Si ¿Por qué no?- dijo lucio- no es como si no fuera reemplazable.
No le harán nada - dijo Azrael- sólo fue un pequeño error, asi que...
Bueno esto es problema de ángeles - dije - no tiene nada que ver conmigo y yo ya tengo trabajo que hacer...
Rafael asintió.
Eres como su perro o algo rafael?- dijo miguel mirándolo.
No- dijo - pero estoy de acuerdo creo que el asunto deberíamos resolverlo entre nosotros, no tiene caso que mezclemos a humanos ¿o si?
Bien - dijo miguel- eso es verdad.. por que no mejor les damos sus misiones y nosotros nos encargamos del resto? ¿Gabriel, que dices?
Me parece lo mejor - dijo Gabriel a regañadientes y envió a Ángela a quien sabe donde con un folder.
Miguel envió a lucio de igual modo y cuando Azrael le pasaba el folder a Dante lo tomé y le aventé el mio a Dante.
¿Qué?- dije - al menos deberíamos castigarte quitandote una misión buena, descuida puedo hacer el trabajo.
¿Por qué te comportas así? - dijo dante mirándome.
Por que no eres nadie para mi- dije sonriendo- a perdón estabas acostumbrado a intimidarme y eso? disculpa hoy no tengo ganas de jugar con la basura del infierno...hasta luego dante..tal vez la proxima vez que te vea tenga que matarte, como sea siempre es un placer!
Desaparecí a mi apartamento en Paris y me dispuse a leer lo que había en el folder. Al parecer habia un demonio cerca de latinoamerica que estaba secuestrando personas y estás personas después aparecían ciegas. Bien, al fin un caso interesante.
Empecé a empacar con pereza las cosas que necesitaba mientras veía de reojo mi celular, seguía sin tener un sólo mensaje, lo apagué y lo tiré al fondo de la maleta molesta conmigo misma. Cuando por fin terminé decidí ir al aeropuerto, al parecer la junta de arcángeles aún no terminaba y yo no tenía intención de buscarme más lios de los que, con toda seguridad, ya había causado.
Dos horas después estaba volando a latinoamerica mientras me leía un libro sobre este demonio.
Horas más tarde me estaba bajando del avión y me dirigía a mi hotel para poder dormir antes de cualquier cosa, el vuelo había sido cansado y necesitaba prepar mi estrategia.
Entre al hotel pedí la habitación que tenía reservada, tomé el ascensor y por fin llegue a mi puerta (16a), entré, encendí la luz, me quité el abrigo me senté en un sofá que había y me saqué las botas, tomé una botella de dr pepper del mini bar y luego saqué mis armas y le apunté al imbécil que estaba acostado en mi cama.
Creí que no te habías dado cuenta- dijo.
puedo detectar tu putrefacto aroma a kilometros- agregué sin dejar de apuntarle- que te trae a este lado del charco?
ese- dijo señalando el folder en mi mano- es mi caso.
era- dije sonriéndole y haciendo una seña como de brindar con el refresco y luego bebí un trago.
si viniste hasta acá para rogarme que te lo devolviera alucinas - le dije sentándome en el sofá sin dejar de apuntarle - tengo todo preparado y no dejaré que me quites esto.
Lo dices como si te hubiera quitado otra cosa - dijo sonriéndome.
Estoy segura de que has tenido que ver en muchos de mis lios Dante- dije molesta- no me hagas enojar que no creo que los demás me hechen si te mato ahora.
Claro claro- dijo- ahora que ya te pasaste al lado de los buenos con tu ex lucesita y angie?
me reí.
¿el lado de los buenos? - repetí con sarcasmo y algo de odio- ¿estás demente? ¿yo, buena persona? jajajajajja, no no no Dante, no me malinterpretes, ellos son los buenos tu eres el malo y yo no tengo interés de estar de ningún lado, estoy del mio.. yo yo y sólo yo, asi es como funciona en mi mundo.. ¿captas?
ha claro claro- dijo dante - asi que ahora estás tan dolida que vas a cerrarte a todos ¿no?
dolida- dije meditando- más bien la palabra es fastidiada, me aburren... son como personas predefinidas en un mundo de cartón, todo lo que tu haces siempre es igual, fanfarronear ser el chico malo acosarme tratas de conquistarme luego cuando crees que sientes algo por mi huyes, lucio es el chico bueno enamorado de la porrista buena de la historia que alguna vez creyó que yo era diferente, Fin.
Dante aplaudió.
gracias gracias - dije bebiendo más dr. pepper
Vale- dijo- es obvio que no me vas a devolver el caso... que dices si tu y yo?- dijo señalando la cama.
Oh Dante- dije- no voy a negar que no eres malo en ello, pero tampoco esque seas mi plato favorito y hoy no tengo ganas, ya sabes donde esta la puerta asi que puedes retirarte...camine al buró donde había puesto mi maleta, meti las armas en mi chaqueta.
Dante se pusó detrás de mi a una gran velocidad y pusó su mano en mi cuello.
maldita perra- me dijo.
Yo que había anticipado ese movimiento tenía un sais en medio de sus piernas.
Un movimiento dante - dije- y te juro que no podrás volver a acostarte con nadie.
¿Cómo..tan rápido?- dante parecía acabar de notar el sais.
¿Nadie te lo comentó?- dije- antes de mis desafortunadas vacaciones por depresiónn, yo era la cazadora número 1, y en cuestión de días volveré a ello... no me importa si tengo que quitarte a ti o a lucio del camino...
Dante se separó.
Ahora- dije- lárgate de mi habitación.
Dante tiró mis cosas y me tomó por los brazos,me puso contra la pared y comenzó a besarme.
¿Ya acabaste?- dije, Dante me soltó viendo que no habia producido ningún efecto, o al menos eso traté de aparentar.
Camine hacía él y él comenzó a retroceder...lo hice caer a la cama y me puse arriba.
Me agache hasta su cuello y comencé a besarlo y a acariciarlo, Dante me tocaba y me aferraba a él, me levanté...
¿Qué pasa?- dijo.
Ya te dije que hoy no tengo ganas- dije sonriéndole.. - pero si gustas tratar de ganártelo otro día, puede que tengas suerte.
Dante me abofeteó.
Me empecé a reir.
¿Qué demonios está mal contigo?- dijo.
No le contesté y le señalé la puerta. Dante salió furioso y yo puse protección anti demonios en mi habitación, por fin exhausta me tiré en la cama y dormí.
Desperté después de un rato y saqué mis cosas de la maleta, estaba por ponerme en camino cuando vi mi celular. Había llamadas perdidas y todas eran de damian...
Así que me calme y le marqué. El celular sonando me estaba volviendo loca, quería escuchar su voz y más que nada saber si estaba bien...
Hola?- dije cuando escuché que habían respondido la llamada.
Hola - dijo una voz que reconocí pero no era la de damian.
¿Dónde está?- dije.
¿Por qué no te das una vuelta por la mansión?- dijo la voz.
Tengo una misión- dije- no puedo ir..
entonces damian muere- dijo.
No puedes- dije- es un vampiro y es más fuerte que tú y no se como conseguiste su celular pero él..
oh..-dijo la voz- quieres oirle?
Es una trampa- dijo damian como adolorido del otro lado de la línea- no vengas, has tu misión sigué tu camino tu y yo no somos nada..
No contesté, no sabía si lo decía para que no se dieran cuenta de lo mucho que él me importaba o por que de verdad me odiaba.
¿Vienes?- dijo.
Ya le oíste, él y yo no tenemos nada que ver asi que me iré a mi misión y si te encuentro voy a patearte el trasero al infierno..-dije.
Eres la misma de siempre- agregó la voz- voy a esperar aqui sentado a que arriesgues todo por tu simulación de Paris.
él no se parece en nada a Paris- dije- créeme.
Ojos azules?- dijo - blanco, alto lúgubre... yo creo que se parece mucho.
Entonces estás ciego o sólo eres idiota- agregué- no puedo decir que haya sido bueno saludarte.
Colgué el celular sin esperar respuesta y miré las cosas que tenía preparadas.
Maldición- grité y aventé todo hacía las paredes. Quité las protecciones y llame a Dante. 5 minutos después el estaba sentando en el sofá de la habitación.
Te devolveré el caso con 2 condiciones- dije.
el caso no me interesa más- agregó sonriendo.
No me mientas Dante- dije - no estoy de humor.
¿Qué condiciones?- dijo.
Llévame con Damian- dije- y no le digas a nadie que he cedido este caso.
¿Por qué?- dijo - por que te estás haciendo una reputación de ser la bruja maldita de nuevo?
Porque yo lo digo- dije - ahora, ¿aceptas o no?
Acepto- dijo dante tomándome la mano.
Aparecí en la mansión de damian.
Un gusto verte B- dijo dante sonriendo y desapareció.
Tome mis armas y entré por la puerta principal. Camine por el pasillo donde había varios vampiros y vampiras muertos, disparé y 2 demonios cayeron a mi paso.
Oí unos aplausos venir de la habitación que tenía enfrente.
Contuve la respiración y abri la puerta, sentí como los demonios se abalanzaron contra mi, disparé uanto pude y sentí matar unos4 losdemás me tomaron y golpearon. Seguí pateándo, podía ver a Damian atado y mal herido en una silla frente a mi, estaba tan cerca, logré esparcir agua bendita lo que me dio tiempo para clavar los sais en otros tres demonios, los restantes al parecer 6 o más vinieron contra mi, recuperé mis armas y disparé, maté dos y logré llegar al lado de damian.
Mantuve las armas en alto y empecé a desatarlo.
Damian me tomó por el cuello y me pegó contra una chimenea, había caido en la trampa, era un demonio- camaleón.
Buscabas esto?- dijo el demonio y otro abrió la puerta de un armario, damian cayó inconciente.
Sonreí.
El demonió me miró extrañado pero ya tenía mi espada clavada, me dejó caer y mate a los demonios que faltaban, realmente había recuperado mi sensación asesina, odiaba admitirlo pero se lo debía a Dante. Corrí con Damian y logre recostarlo en el sofá.
Me mantuve alerta, la persona o demonio que esperaba ver no estaba entro los muertos...
Encontré una nota en la mesa de noche al lado del sofá.
Damian despertó.
No hables - dije dándole mi muñeca- sólo bebe y recuperáte, tendremos tiempo de averiguar que es lo que pasó después.
Mientras Damian bebía mi sangre leí la nota.


"Le debía un favor a Dante y el parecía querer realmente esa misión... ironías de la vida no?... fue divertido verte... Con amor y odio Drake.."

verme?- dije
Levanté la mirada en el candelabro...
Dejé a damian recostado y disparé a un aparente cristal en el candelabro. Dante debía haberla puesto, una cámara,la destrozé.
Dante...- dije y marqué su número.
B? como está damian eh?- dijo dante con una risa molesta.
Esta- dije- me la vas a pagar dante, lo juro...
que miedo..- dijo dante con sarcasmo..
Te crees muy rudo no?- dije- enviando a drake tras de mi?.. crees que duele? tengo un mensaje para el bastardo y asegurate de dárselo claramente: dile que Fáthima irá a patearle el trasero y a sacarle el corazón con las uñas.. dile también que ahora si tiene motivos para querer huir..ah y por último... dile que jamás estuvo a la altura de Paris. Y dante, tu puedes irte a la mierda con él.
Colgue el teléfono sin esperar respuesta.

Damian se veía algo mejor y se incorporó en el sofá.
Le abracé.
Sorprendido me abrazó también.
Estas llorando?- dijo..
Creí que te había perdido - le dije sin soltarlo..
tú realmente lo sientes no?- dijo- lo que pasó con dante..
no te imaginas cuanto- dije- te he extrañado tanto y no nosdejamos de hablar por mucho tiempo...Damian, perdóname...y esto.. esto también es mi culpa por una tonta misión que le quite a Dante..
hey hey.. -dijo damian acaricíandome el cabello- tranquila... no ha sido enteramente tu culpa...yo también tuve algo que ver...quieres un café?...
asenti.
pero- dije- me gustaría estar 5 minutos más,entre tus brazos.

No hay comentarios: