martes, 18 de enero de 2011

Dreamers Cap. 1

Se llamaba Liam, era más o menos alto (1.75 creo) de pelo castaño claro y ojos gris verdoso, era apuesto, tenía facciones finas y a la vez muy masculinas su cabello lacio ondulaba suavemente en las puntas, su sonrisa era arrebatadora, su mirada parecia transpasarme y me hacía temblar. Me tomó la mano, debpi saber que era demasiado bueno para ser verdad, yo debí saber que esas cosas no me pueden pasar a mi, después de todo yo no soy nadie.

Creo que era jueves, iba caminando con cuidado por la orilla de una banqueta agrietada si hubiera elegido ir por el centro de la banqueta habría ido aún más lento. Después de unos 15 minutos lecanté la mirada, la música seguía destrozándome los oídos cuando por fin encontré el sitio, desdoblé el papel que estaba en mi pantalón y comprobé el número, consulté el reloj en mi celular; llegaba tarde, no era enteramente mi culpa, había tenido que ir por la orilla de la banqueta...empujé la puerta y entré. Las miradas se volvieron a mi cuando caminé por el salón, vi a mi mejor amiga en la primera fila (seguramente ella había llegado temprano) no había sitio junto a ella así que me senté en la parte de atrás al lado de un chico y un par de personas más. Cuando mi interrupción por fi se acabó, la persona al frente repartió unas hojas, cuando la mia llego la mayoría debía haber leido ya gran parte de ella. Miré a mi mejor amiga, ella me miraba también. Me importó poco hacer controversia de nuevo y le indiqué que saliéramos al pasillo.
Llegaste tarde - dijo
Grietas- contesté, ella entendía - ¿estás segura?
No- dijo. pero i no lo haemos alguna vez nos arrepentiremos de ello.
Me quedé callada y me encogí de hombros, todo este asunto me daba más o menos igual, pero lo hacía por ella.
Volvimos a entrar, firmé el maldito papel y lo entregué junto con ella, muchas personas comenzaron acharlar y yo me acomodé en una esquina mientras su (mi amiga), ia al baño, su nombre en realidad era Susette, pero nuna lo usábamos.
Alguien me dió la mano, levantpe la mirada y me entró el pánico, me quedé helada un segundo y creo que el comenzó areirse de mi cara, mi mal humor apareció. Le estreché la mano y le dije con desdén: algo gracioso?
Parece que lo asusté un poco por que no dijo nada.
Soy liam- dijo sin agregar nada más.
Rox- dije secamente.
¿que tal roxy?-dijo
Quise golpearle, pero me contuve.
No- dije- solo Rox- ahora si me disculpas quisiera estar sola.
Creo que ese punto lo dejaste claro- dijo mirando a mi alrededor.
Al parecer No a todos- le dije sonriendo de manera helada.
vaya- dijo arquéando una ceja- tu vida debe ser un asco.
Me dejó ahí parada furiosa y si saber como negar su argumento, mientras se alejaba riendo metí la mano en mi bolsillo sentí algo metálico y apreté.
Conociste a alguien? - preguntó su que volvía del baño.
A un idiota- dije sonriéndole - aqui esta al tope de esos.
Debe haber alguien agradable - dijo su mirando a todas partes.
Lo dudo- dije con mi tono de este lugar da asco.
Había pasado una hora cuando decidí irme. Le dije a Su que podía ir a socializar y caminé a la salida. Una vez afuera me detuve a encender un cigarillo, mi estúpido encendedor no funcionaba, alguien puso el suyo delante de mi cigarro y lo encendió.
Gracias- dije, para mi mala fortuna, era Liam.
De nada- dijo - eres más amable cuando fumas.
No le contesté y comencé a caminar.
¿Puedo acompañarte a casa?- dijo.
No- contesté y seguí caminando, el caminó a mi lado. Traté de acelerar el paso pero él era más rápido caminando que yo, correr sería estúpido y él me alcanzaría con facilidad asi que desistí.
¿No tienes que dejar muda a alguna otra chica? . dije con la intención de sacármelo de encima mientras caminaba por la orilla de la banqueta.
Me conformo con haberte dejado muda a ti hoy - agregó riendo.
No soy una de esas - dije sin mirarlo.
¿A que te refieres? - dijo adelantándose un poco y deteniéndome.
Si crees que soy una de esas chicas besa hoy y bota mañana estás mal- le dijé y lo aparté de mi camino.
No lo eres, lo sé- dijo - eso es lo que te hace interesante.
No soy un objeto de estudio- lo corté - y tengo novio.
ah - dijo- parecía sorprendido.
¿Es tan raro que alguien como yo pueda tener novio?- agregué algo dolida.
Raro no- dijo- solo que bueno, el afortunado ha arruinado mi día.
Lo miré.
Debería irme entonces- dijo pasándose la mano por el pelo.
Como quieras - dije como si no me importara.
Vale - dijo - entonces adiós Rox, un placer.
Se alejó lentamente y para mi sorpresa me halle a mi misma mirándole irse mientras una inexplicables ganas de detenerlo afloraban en alguna parte de mi y se detenían y atascaban en mi boca.
La verdad es que yo no iba a casa eran como las 6 y mi casa estaba vacía asi que caminé a un café que estaba un poco lejos. Entré, pedí un cappuchino y lo bebi mientras leía una revista. Había pasado un rato cuando decidí que quería irme, pagué mi cuenta y cuando salí "bam", justo choqué con Liam, que entraba. Pude haber pensadoque era el destino, pero el venía con una chica.
Creí que ibas a casa- dijo.
Eso no te importa- agregué.
Hola- dijo la chica- soy Janett, la novia de Liam.
Esa aclaración era evidente, ellacreíaque yo iba tras Liam, si sólo conocieras a mi novio, pensé, etarías segura de que jamás iría a por él.
Yo en realidad no soy nadie- le dije sonriendo y salí del café, caminé un tramo y me tocaron el hombro.
Hey- era Liam.
¿qué?- le dije molesta
No es lo que parece- dijo - volví con ella por que no estabas disponible.
Y a mi me importa ¿Por qué...? - comencé.
Parecías celosa- dijo Liam
Me reí.
Vale- dijo- entendido, no te gusto para nada y no te importa que use a una chica por rebote.
Si usas a alguien sólo eres otro idiota más - dije - y tu novia una estúpida ingenua.
¿Siempre eres así?- dijo furioso
Sólo con quien lo amerita- terminé- tu novia te espera Liam, pobre ingenua.
Eres una estúpida perra - sentenció.
Yo voy a casa a esperar a alguien que me ama por lo que soy, que no está jugando y para quien no soy un rebote reemplazable.. ¿Quién es el perro estúpido ahora?- dije y me di la vuelta.

En ese momento pensé que no quería ver a Liam jamás, que sólo era un cretino caminando por el mundo como muchos otros, la única diferencia es que le había conocido. Lo que nunca pensé es que si fuera una especie de destino encontrarlo, jamás imaginé volver a verle o pasar tiempo con él, pero ese idiota cretino es quien me metió en todo este lio, es la persona que sueño y veo, la persona que mi novio odia, la persona que yo odio... ese idiota cretino era como yo, creo que por eso al final estamos en esto...JUNTOS.

No hay comentarios: