domingo, 15 de mayo de 2011

Fathima [el grimorio parte 1 ]

Alguna vez en el año 1800.
¿Qué has hecho? - dijo Hardy mirando a Blair.
Lo que tenía que hacer para asegurar mi futuro- dijo ella- al fin tendré mi palacio y mi príncipe azul y todo lo que siempre quise..
Creí que lo que siempre habías querido era a mi ! - dijo Hardy mirándola y tomándola de las manos - ¿qué pasa con nosotros?
No hay nosotros- dijo ella- nunca lo hubo, nunca quisiste umno.
Por una vez en su vida Blair había dicho en voz alta lo que tenía tanto miedo de decirle a Hardy, que su indecisión había llevado la situación a un punto de quiebre. Blair no podía seguir más en ese juego y mens cuando había encontrado a una persona que de verdad estaba dispuesta a todo por hacerla feliz.
No te ama- dijo Hardy - cree que lo hace pero sólo yo puedo amar todo de ti, incluso tu lado perverso ¿qué diría si le dijera que eres una maldita bruja?
Blair le hechó una mirada, el perro comenzó a ladrar. Hardy por primera vez se percató de él. Un perro grande y negro estaba sentado en la oscuridad, apenas podía distinguir la silueta que se perdía en las tinieblas de ese rincón, estaba comiendo lo que parecían ser víceras de cerdo y por fin había levantado la mirada, el perro estaba atado por un hechizo. Y Hardy se dió cuenta.
La puerta sonó.
Es Tyler- dijo Blair - no se te ocurrá aparecer! no quiero una escena quédate aquí y ya hablaremos, tengo un trato que proponerte.
Hardy suponía cual era el trato y no lo quería, la quería a ella, a ella toda.
Se quedó a solas con el perro que tomó forma humana, un tipo alto de ojos esmeraldas y el pelo rubio le miraba autosatisfecho del lugar donde antes había estado el perro.
Sé lo que deseas, y puedo dártelo- dijo él - aún no hago un trato con la bruja y quiero salir de aqui.. quiero divertirme también y tu pareces un chico divertido... ¿no?
la quiero a ella- dijo Hardy.
Humanos - susurró el demonio...- yo también la deseo, pero de un modo distinto a ti, cosas de demonios supongo ¿por qué no te sientas y cerramos el trato?
Hardy asintió.


Puedes hacer mil planes, y pueden salir bien 999 pero si el más importante fallá... bien, los demás no habrán servido de nada.



Lucio me quitó la gabardina y examinó mi pecho con cuidado, tenía marcas de arañazos profundos desde la base el cuello al estómago, me sacó la blusa desgarrada y fue por agua caliente con sal y otro líquido que por el olor parecía un anestésico.
Fue enorme, el dolor que sentí mientras curaba mis heridas y nada comparado con como me puso la nariz en su lugar, me limpió la sangre de la cara.

Ese día - dijo lucio
¿Qué día?- dije desorientada aunque lo recordaba claramente- el día que lo encontré con ángela.
El día que me viste - dijo - con ella, estaba... quiero que sepas que no pasó nada.
no tendría que preocuparme - dije incorporándome adolorida- o somos nada, nunca lo fuimos..
quiero que sepas - dijo - que lo que sentía por ti era real, de verdad estaba enamorado pero ... las cosas nunca se dieron ¿sabes? jamás lo habrían hecho de cualquier modo, tienes demasiado pasado de por medio, espero que algún día seas capaz de dejarlo atrás para que comiences a vivir el presente y tal vez ese día..
dejes a angela? - dije - ambos sabemos que eso no pasará y me da gusto que hayas encontrado a alguien que te haga feliz. ¿Cómo sabías donde buscarme?
Miguel y Rafael hablaron - dijo- se dieron cuenta de que dante y azrael tramaban algo grande asi que pensaron que podrían tenderte una trampa y me enviaron a mi.
Lucio - dije - el diario de Paris estaba por la mitad y sé que tu tomaste esas páginas.
No las tomé yo - dijo lucio - lo hizo miguel y nunca ha querido decirme por que la verdad es que no creo que importe es la vida de otra persona.
Asentí, esperaba que me estuviera diciendo la verdad.
Por fin me quedé recostada.
¿Qué ha pasado?- dijo sentado en una silla cerca de mi cama mientras bebía un té.
Le conté las cosas resumidamente.
Dante no es de fiar para nada- dijo lucio- ¿sabes? creo que también empezaré a investigar por mi cuenta, esto no parece ir por buen camino... ´¿sabías que no estamos bajando la actividad? la estamos aumentando, o no podemos cubrir todas las áreas, esto cada vez se pone peor... he oído de miguel que estan planeando algo grande, pero la realidad es que ni el mismo sabe.... ¿qué hallaste, en la casa?
Nada- mentí aunque justo debajo de mi podía sentir el grimorio - ¿debía encontrar algo? creí que mi trabajo era sólo matar al demonio...
Lucio asintió.
Debo irme - dijo - estarás bien?
asentí como pude.
Fue bueno verte - dijo - sin que nos miremos como extraños que se odian.
claro - dije no convencida- saludos a miguel y a tu angie...
¿siempre eres asi?- dijo
Siempre - confirmé, escuché la puerta cerrarse, pero no fue hasta una hora después que saque el grimorio de su escondite mientras esperaba que rafael viniera a curarme.
Estaba segura de que dante había ido por el grimorio... ¿pero para qué quiere un demonio el libro de una bruja? ¿destruirlo? los demonios no pueden usarlos, son invocados por ellos. Nada más.


En 1801 se descubrió la luz ultravioleta.

No hay comentarios: