sábado, 14 de mayo de 2011

Fáthima [el hermano de dante ]

Siempre me preguntaré el inicio de esta historia, de la historia de Blair. Por que en el grimorio no venía todo, los fragmentos que me perdí probablemente fueron importantes, porque probablemente los detalles lo definen todo. ¿Han oído eso de que solemos repetir el círculo hasta que encontramos un modo de cerrarlo? Bueno, es más cierto de lo que suena.
Lo que leeré a continuación es la mejor traducción que pude conseguir de la primera página que contenía algo más que hechizos.

S. Blair 4 de febrero de 1800

Hoy estaba platicando con Hardy, somos buenos amigos últimamente... la tensión extraña ha disminuido, no sé cuando vaya a durar pero me gusta estar cerca de él. Si no fuéramos tan orgullosos quizá las cosas serían distintas. Pero eso no importa, no ahora por lo menos. He conocido a alguien su nombre es Tyler, es un príncipe. Mi situación económica es muy buena y provengo de una buena familia... pero no lo suficiente como para casarme con un príncipe, eso jamás sucederá... ni si quiera sé por que lo pienso por que alguien como él jamás se va a fijar en mi.

S. Blair 25 de febrero 1800

Caminé todo el día con Tyler, él es maravilloso hablamos por horas y me estoy enamorando de él, es un sentimiento cálido y confortable... podría contarle todos mis secretos y saber que me protegería... su familia me rechaza continuamente, esperan que el se case con una princesa extranjera en un par de meses, desearía agradarles, así al menos tendría una oportunidad justa para competir... tal vez encuentre una forma...



Les conté el por que de mi misión? ¿recuerdan que ella esta acusada de liberar a uno de los más grandes demonios del inframundo? Bueno, pues fue por que esa fue la solución que encontró. Al parecer su idea era usar al demonio para conseguir una mejor posición social y más dinero de este modo sería aceptada con mayor facilidad y tal vez se le permitiría aspirar a ser esposa del tal Tyler.

Después de leer las primeras páginas me acomodé en el sillón de mi sala de estar. Estaba aqui leyendo un diario-libro de hechizos y había un perro loco corriendo allá afuera, dicho perro no había aparecido. Me pregunto si tal vez había un demonio involucrado. Decidí que lo mejor era volver a la casa a investigar el rastro.
Coloqué un sello de protección alrededor del grimorio y lo escondí debajo del colchón de mi cama, después de proteger mi departamento como nunca antes caminé con cautela mientras trataba de ver algo fuera de lo normal.
Un par de fantasmas desorientados a mi derecha, gente caminando, haciendo las compras, las mismas calles poetas de paris, la que te susurran romance o melancolía según tu estado de ánimo. La misma sensación de pertenecer a este sitio. Este era mi sitio... esta ciudad llena de historias trágicas y romances memoriales. Con sus himnos de poesía muerta. Con la decadencia.
Todos mis pasos me parecían repetidos, todo lo que veía me recordaba algo... Seguí caminando hasta que entre en la casa de nuevo.. miré en todos los sitios, había cierto olor en el aire...
Estuvo aquí - dije en voz alta.
Dante también lo estaba.
Si buscas a mi hermano se acaba de ir- dijo dante - y dudo que vayas a bajar a buscarlo.
¿Qué haces aqui?- dije
Asegurarme de que obtengas todas las piezas de la historia- dijo Dante tirándome un collar en la cara.
Se esfumó. Tomé el collar y recorrí la casa una vez más. Una vuelta inútil.
Pero al salir de la casa noté algo, el hermano de dante no se había esfumado.
Seguí el rastro a un callejón.
Lancé esferas de agua bendita y le dí en la cara, lo había tomado por sorpresa, arrojé los sais para distraerlo y comencé a dispararle, esquivó varias balas antes de caerme encima, ese perro asqueroso.
Se convirtió en humano y me destrozó la blusa.
Dante no esta aqui para decirme que no haga esto- dijo- ahora quien te va a salvar?
comenzó a manosearme y le pateé entre las piernas...le pegué en la cara después le disparé en el brazo, me apresuré a recuperar mis sais y le clave un brazo al concreto.
Ahora vas a decirme - le dije mirándolo- ¿qué es lo que está tramando dante? y ¿por qué estabas en esa casa?
¿Eres idiota? - dijo - ¿crees que te lo diría?
Le corté un dedo con el sais.
Estoy segura de que tarde o temprano lo harás- dije sonriéndole.
Maldita bruja loca!- gritó, unos minutos después.
Dante apareció y trató de abalanzarse sobre mi, pero le disparé en la cara a su hermano antes. Al fin había matado al demonio. El perro suelto, había pagado la deuda de Blair sin intención de hacerlo.
Dante me calló encima y comenzó a pegarme en la cara una y otra vez. Me estaba dando una paliza. Le clave un sais en el costado y me incorporé un poco escupiendo sangre, tenía la nariz rota y los labios también.
Lo mataste!- gritó dándome una patada en la cara.
Es mi trabajo - dije- y si no lo hacía yo lo haría Lucio o Ángela. Estuvo condenado desde que lo mandaste a hacer tu trabajo sucio asi como yo condené a Bea ¿no?
No todo es sobre ti ! - dijo - tu maldito egocentrísmo me enferma! , eres la cosa más asquerosa del mundo.
Siguió golpeándome y electrocutándome. Y entonces después de mucho tiempo de no verlo , una luz azul atravé el airé y le rozo la mejilla a Dante.
Lucio. Igual de elegante que siempre, igual de tranquilo le apuntó a la cara.
Yo al fin me relaje, mi cara llena de sangre goteaba en el pavimento.

Siempre tengo que salvarte el trasero ¿verdad? - dijo lucio mirándome- lárgante dante antes de que me lo tome enserio.
No saldrías vivo lucecita!- dijo Dante generando electricidad.
Puede que no - dijo Lucio- pero no estoy sólo yo.
Dante me miró y notó que ya había sacado mi espada.
Voy a hacerte pagar por todo Black Light - dijo dante desapareciendo.
Lucio paso su brazo debajo de mis hombros y me dijo: te llevó a casa B.
No había pensado en Lucio desde hace mucho tiempo, sus ojos de hielo me hicieron sentir menos dolor, siempre me preguntaré que pasaba por su mente... nunca pude descifrarlo.

No hay comentarios: