domingo, 8 de mayo de 2011

Fáthima [its all falling down]

Traté de esconder las sospechas y mi miedo en lo más profundo de mi cerebro.
Y por primera vez en todo este tiempo de matar demonios comencé a cuestionarme seriamente, muy seriamente el plan de Dios.
Hacía mucho tiempo que en uno de mis arranques de poca fé yo había afirmado que Dios existía, pero estaba muy lejos como para acordarse de mi. Aunque en mi ego también decía que Dios me quería más a mi que ha muchas otras personas, por qué verán.. yo era una chica con estrella, por alguna razón sobrevivía y salía victoriosa de situaciones que la mayoría de las personas no... ¿ o era sólo mi ego hablando ?
Se preguntaran como es que no sé del plan maestro de Dios si estoy "trabajando" para él. Pero ni mi árcangel sabía el plan de Dios, o sólo Dios conocía su plan o realmente no había uno.
¿Qué éramos nosotros? ¿ un mal juego ? Para todos los que no creían en dios era sencillo aceptar el proceso de la evolución y creer que no había nada más que morir. Pero para los que habíamos visto el mal de cerca no nos quedaba más que Creer que si ese mal existía debía existir un bien. Debíamos creer en ello... por que si no..
Bien, si él Dios en el que yo creía existía... él no permitiría que esto pasara ¿no?
o es que acaso había visto mis ardientes y egoístas deseos de ser la heroína una vez más? Yo y mi estúpido romanticismo. Yo y mis "sálvense yo los cubro" y termino siendo la dama en apuros, maldita sea la ironía. Yo me la desayuno con cigarros.
Miré a Damian de reojo , estaba concentrado leyendo algunas cosas.
Me miré a mi misma, ¿quién era Damian, en todo este embrollo?
Eres tan transparente- dijo Damian- como un cristal roto.
¿Amigos?- dije.
Amigos y algo más cuando me necesites- sonrió- tal vez un día cuando todo esto acabe podamos concretar la definición, después de todo... he vivido mucho... y me sobra paciencia y tiempo...
sonreí. Por ahora a mi también me sobraba tiempo.
Al llegara mi apartamento en Paris un par de horas después me preparé un café, ordene mis papeles de trabajo y me puse al día, una vez terminadas mis labores "humanas" me senté cerca de la ventana a fumar. Lo único que podía sentir era el viento en mis mejillas y lo único que podía escuchar era el maullido de un gato. Paris, la ciudad del amor, cayéndose a pedazos ante mis ojos... todo se estaba cayendo. El cielo se ´puso rojo y las calles comenzaron a abrirse, los muros se deslizaban al suelo... que se hundía en la oscuridad y las luces rojas y mortecinas, las risas y llantos crecientes..., los demonios comiendo, devorando... vísceras, pedazos, cabezas humanas, niños gritando, yo seguía en mi ventana contemplando... por que ya no me podía mover... mi cabeza colgaba de mi techo... alguien ya me había matado.
Desperté asustada y miré la calle. Nada más que la oscura noche de Paris.
Nada más que los ojos amarillos de un gato que cruzaba por el tejado de enfrente.
Yo y mis pesadillas.

Mi celular sonó.
Rafael.
Y bien B - dijo seriamente del otro lado de la línea- ¿ cómo fue?
no hay nada - dije.
Eso es bueno - dijo él.
No - dije- no había nada, lo que implica que todo estaba limpio cuando llegué, o alguien lo descubrió o Lucio sabía que íbas a por él. ¿Qué esta pasando?
No es tu trabajo saber que esta pasando- dijo Rafael
Si es mi trabajo- dijo - por qué debo espiar a un compañero? de que vas?
Concéntrate en lo tuyo - dijo rafael- por tu desempeño estaría bien que agradecieras que no te hemos sacado del juego ¿sabes? aún tienes una oportunidad para hayar a tu amiga, y una más para vengar a tu novio....
no me interesa vengar a nadie - dije- sólo quiero a mi amiga de vuelta.
claro - exclamó rafael- por que a tu amigo sería imposible recuperarlo, y aunque lo hicieras esta condenado
como yo! - exclamé- suicida recuerdas? ambos vamos a ir al infierno, y cuando estemos ahí él será quien me quiera torturar!
¿de quién es la culpa? - dijo.
Mia aunque no por que quiera - agregué- cuando me fui no le recordaba en lo absoluto! cree que corrí de él, pero no sabía que él estaba ahí así que te culpo a ti y a toda tu endemoniada limpieza mental!
Revisa tu correo- dijo Rafael- tienes trabajo y ten un poco más de respeto quieres... después de todo tu y yo no somos iguales...tú eres una ..
luz infectada- terminé- pero sabes? luz o no? al menos yo tengo el poder de decidir si esta bien o no serlo!
Rafael colgó. No tenía una discusión así con él desde hace mucho. Las cosas estaban tensas también entre los arcángeles, por alguna razón que desconozco Rafael había decidido reservar lo de Dante sólo para él y Azrael, uno de estos días el telón iba a caer y entonces... ¿habría estado yo luchando del lado correcto?
Estaba pensando demás, yo no tenía lado... yo sólo tenía un objetivo, salvar a mi amiga y mandar esto al carajo.
Mi nueva misión me estaba llevando lejos con mi sillón en el sur de nuevo me di cuenta de una cosa, esta misión podría dar más frutos de los que pensaba.
Debía internarme por las calles de mi propia ciudad, Paris y encontrar una vieja casa dónde hace mucho había habitado una bruja.
La compadecí por un segundo, cuando era niña soñaba que era bruja y me perseguían por las calles de Paris, despertaba después de sentir como me quemaban.
Luego recordé que esta bruja había invocado a uno de los demonios más poderosos al plano humano y este seguía suelto en algún sitio. Parece que la actividad había vuelto ahí... pues una especie de lobo estaba comiendo vísceras... Así que el hermano de Dante no estaba muerto ¿eh?... Esta vez le pondría al perro su correa.

Me duche,y mientras esperaba que mi cabello secara caminé por mi apartamento en toalla mientras tomaba una copa de vino, no sé como pude pasarlo por alto, pero era lógico que tenía compañía.
Dante - exclamé sonriente- ¿A que debo el honor?
A que estas en toalla - dijo tomándome del pelo y pegándome a la pared.
atrévete y te mato - dije ahogando una nota de terror.
no si yo lo hago primero... - dijo él...- Pero aunque se que te mueres de ganas de que yo te posea, no vengo a eso... tengo una nota para ti...
Me Soltó el cabello, me volteó y me entregó la nota.

"Querida Fáthima.... ha pasado mucho tiempo desde que nos enviábamos recados, lamenté ver que los tuyos estaban tan llenos de ira y desesperación... yo en cambio, tengo ira... pero paciencia... la paciencia querida es una gran virtud.. me enteré de tu misión hoy... salúdame a tu pariente querida...tu también eres una MALDITA BRUJA"

Terminé de leer y me di cuenta de que dante ya no estaba.
estrelle la copa de vino en la pared y con el liquido traze un símbolo para asegurarme de que no pudiera volver. Me vestí y tome mis armas. Hora de cazar perros.
Tal vez yo si era una maldita bruja
Pero Drake seguía siendo un maldito idiota.

No hay comentarios: