domingo, 19 de junio de 2011

Keep moving on...

lunes, 6 de junio de 2011

Cómete el mundo si quieres...
Yo tengo mi propio lugar para vivir..
(muy lejos de aqui/ti)

viernes, 3 de junio de 2011

jueves, 2 de junio de 2011

Fáthina [Salvada por un ángel]

Sumida en la inmensidad de la luz me pregunté ¿cuántas veces había estado aqui antes?
acaso me había vuelta tan inútil? ¿acaso no podía salvarme sola? ¿Hacer una sola misión sin necesitar a alguien ahí?
Al parecer no, y esta vez para mi suerte y humillación. Era igual.
Lo vi... Alto.. de piel muy blanca, pelo negro y ojos miel. Tendiéndome la mano. Pero... ¿Por cuánto tiempo?
En esa luz cegadora y ese extraño vacío encontré... o más bien me encontraron a mi. Pedí que me salvaran, eso hicieron... era casi un milagro...
De repente todo se volvió nítido de nuevo. La herida me había sanado por completo y estaba en la bóveda, todo a mi alrededor se veía más claro que nunca.
Dante estaba ahí besando a esa chica/demonio y yo sólo supe hacer una cosa, Disparar.
Le di a dante en la pierna y cayó de rodillas. La chica volteó... pero no tuvo tiempo de nada, una bala de luz le atravesó la cabeza. Así se hacía un trabajo. Limpio, rápido, sin piedad.
Le arranqué la joya del cuello y le patee la cara mientras dante observaba.
Me la has quitado- dijo Dante... - y yo la quería...la quería mil veces más que a ti!
Tu jamás sabrás lo que es querer a alguien- le dije apuntándole a la cabeza- ahora dime ¿por qué querías este collar? Y no te atrevas a mentirte.
Podría electrocutar-te ahora mismo- dijo él.
Ya lo habrías hecho si quisieras - dije sonriéndole - y sabes por que? por que aunque te duela tu hermano y tu novia muerta... Sigues prefiriéndome a mi...
Dante hizo una mueca que conocía bien.
Me rei con ganas.
Finalmente le había hallado.
Me arrodille cerca de su rostro..muy cerca y me perdí en sus ojos verdes.
Lo último que quería ver antes de morir eran estos ojos..- dije- no sé como no me di cuenta antes... DRAKE.
De repente Dante ya no parecía dante, el pelo se le volvió más obscuro y las facciones se le afinaron un poco, los ojos que conocía al fin volvieron a ser lo que recordaba, verdes con centro miel.
¿Cómo has estado fáthima?- dijo Drake sonriéndome.
Tu deberías saberlo- dije- casi me matas...
mi error estuvo en el casi- dijo mirándome con odio.
Lo importante es que yo sigo viva y ella esta muerta- dije - y no te equivoques drake, siempre va a ser igual..nos guste o no...
¿Y por qué debería ser igual?- dijo- ¿Por qué debería estar aquí por ti?
Por que para empezar - dije - todo tu teatro de dante, fue por mi.
Dante es real- dijo drake- yo soy dante y el soy yo... eso no lo puedes cambiar.
No- dije- pero tampoco tengo que soportarlo, no en esta vida...
Me levanté y le aventé el encendedor que había traido en la chaqueta desde ese día.
Esto es tuyo - le dije- pero yo, ya no lo soy...
¿alguna vez lo fuiste? - dijo drake.
Desde que te vi- dije.

Salí de la bóveda y activé las alarmas. Que Drake se las arreglara solo, después de todo había tratado de librarse de mi.
Salí del palacio
El príncipe azul que no es el príncipe. La princesa sin titulo, el palacio rentado, nada de coronas.
Era lógico que esta historia no era un cuento de hadas, y por ello. No tendría nunca un final feliz.

Cuando por fin estuve devuelta en mi apartamento tomé la joya y la examine, la había visto antes. Era una reliquia que Blair había conseguido del príncipe que la delató o algo así. Esta joya contenía el poder de liberar completamente a un demonio tan malvado y tan letal que probablemente ninguno de los guardianes podría contener. Ni si quiera trabajando juntos.
Llame a Rafael, pero no apareció él.
Apareció la persona que me había salvado.
Me sonrió desde su alta posición.
Raziel- dijo tendiéndome la mano.
Otro nombre de ángel- dije para mi- parece que antes se aparecían con tanta frecuencia que hasta tenemos bibliografías de lo que cada uno era o hacía.
¿Por qué estás tú aqui?- dije en voz alta.
Rafael me pidió un favor- dijo- después de tu herida pocos podrían haberte salvado, tuviste suerte de que yo tuviera tiempo libre.
Eres un árcangel mayor - dije- pero tu poscición sólo te permite observar.
Estoy cansado de observar- dijo raziel- además no estoy aqui sólo por ti.¿Necesitabas algo?
Esta joya - dije- deberías esconderla en algún sitio seguro... donde "nunca" "nadie" la encuentre.
Palabras efímeras- dijo él
justo eso pensé- agregué- pero alguien tiene que intentarlo y parece que tu eres buno con los misterios ´¿no?
Has estado estudiando - dijo Raziel- asi que .. me darás las gracias ahora?
Gracias- dije.
Vi algo parecido a una mueca de risa.
Estaré rondando por aqui para ti un tiempo- dijo él- rafael tiene un asunto pendiente con su hermano gemelo entre otras cosas que no deberían importarte.
¿Ahora respondo ante ti?- dije
¿Alguna vez respondes ante alguien?-- agregó y desapareció con la joya.
Me sumí en el sillón. Lo que menos necesitaba eran más dramas. Ahora hasta mi arcángel tenía problemas familiares.
Cuando se fue me percaté de que Raziel había dejado un folder. Debía aparecer mañana en londres, había rastros de bea según el informe y tenía una nota de Rafael.
"Mantenme informado, no de asuntos triviales y humanos porfavor, contrólate, compórtate, dispara... y se que no harás caso de ninguna de estas indicaciones...pero quiero que al menos consideres que para ser la mejor... debes concentrate en el objetivo.. el tuyo es salvar a tu amiga, has meditado en ¿salvarte a ti primero?"

Arreglé lo que tenía pensado llevar a londres. Mañana sería otro día para matar.
Esta noche podía dormir sabiendo que Drake estaba bien, vivo y era consciente de sus actos. Y podría despertar asustada esperando verlo con una espada intentando atravesarme el corazón