lunes, 25 de julio de 2011


Alguna vez de niña oí que era hermosa.
Que tenía la piel morena clara de porcelana.
Los ojos grandes con pestañas enormes de muñeca
y labios rojos que parecían pintados.
con el tiempo el color de los labios se borró..y ahora sólo lo imito con labial.

Me dijeron que era hermosa... que nada podría detenerme con esa cara.
Yo engordé.
Lo que importaba era mi mente, lo que pudiera aprender del mundo y el mundo de mi... un universo enorme en mis entrañas, un universo en mi mente...(solo mio)
¿Cúando empezó a importarme?
ser "hermosa"

no ser tan delgada
o tan alta o tan barbie...
yo no era barbie
yo era una muñeca de porcelana, esas que ya sólo las compran coleccionistas.
las barbies son la moda, un producto definido y procesado de un estado de somnoliencia de lo que es belleza.

Ser hermosa.. mientras más buscaba ser hermosa .. más defectos me encontraba..
mi nariz, mis rizos, mis labios, mis ojos, mis pestaños, mi altura, mi peso, mis manos, mis uñas, mis pies.....

Y entonces llegó mi hada madrina: una tarjeta de crédito.
Ropa , zapatos, maquillaje, vestidos, tintes, cortes, plancha de cabello, seda, broches.
Nada fue suficiente, nunca.
necesitaba más, necesitaba ser más bella...
¿más bella que qué..?
¿más bella para quien?
para una sociedad? para mi padre que me abandonó? para mi familia que no me quería? para los amigos que no tenía? para los amigos que si tenía? para mi... o para él?


Para él nunca iba a ser suficiente.
Por que para empezar yo no era su tipo.
ni era alta, ni era morena, ni era un palo, ni me gustaba el negro en el pelo, ni era esa clase de niña mimada lloriqueona.

Yo era otra clase de niña mimada, esas autosuficientes que no necesitan ayuda de nada ni nadie por que se las pueden todas y siempre han conseguido todo por su cuenta.
Yo nunca iba a ser lo que él quería.
y nunca iba a ser hermosa.
nunca iba a ser sexy...
nunca iba a ser radiente...

y mientras más pensaba (pienso) en eso, menos lo era.

Podría dejar de comer semanas, fumar como loca , beber, reir, comprar..comprar..comprar...

podría ser una producción como esas chicas que a él le gustan...



Pero plaf!..

un día me miré en mis espejo favorito..., esos rizos, esos ojos enormes almendrados con pestañas gigantes y rizadas, los labios perfectos y rojos, la piel morena, el pelo castaño..las uñas mordisqueadas...las proporciones bonitas...las piernas formadas...
y sólo entonces por un segundo... yo era perfecta.
En ese espejo, en ese momento , en ese día, en ese minuto, en esa fracción de segundo antes de pasarme el labial rojo vino por la boca...


Fui la más hermosa del mundo.. y sentí lástima... por cualquier otra que no se viera como yo..
que no tuviera un espejo "mágico" que le recordara de vez en cuando que lo que me hace hermosa no es tratar de ser una barbie...

si no que NO LO SOY.

4 comentarios:

DanHardcore dijo...

Ah, esos hermosos momentos en los que estás bien contigo, te miras al espejo y ves algo que te gusta.

Samantha Duvert dijo...

=) efimeros.

Luna_Terry dijo...

ASÍ ES.. aplausos amiga.. la verdad que si.. aveces como mujeres, nos enfrascamos en un.. kisiera ser mas bella o no... o duramos un tiempo en la que no nos gustamos.. jajaja que chistoso, y que bien que te adoras como eres, porque hasta que uno aprende a amarse a si mismo.. cambian taants cosas.. Que bonito por ti :)

Jorge Luis dijo...

linda foto la de tu escrito
un abrazo