viernes, 25 de noviembre de 2011


Si fuera a morir mañana… Hoy me arrepentiría de tantas cosas.
tengo las uñas largas, nunca en mi vida habían durado tanto tiempo así. Me pregunto si mi ansiedad a disminuido o sólo estoy demasiado deprimida y cansada como para hacer algo respecto a mis locuras temporales.
Mis locuras como morder las uñas hasta que los dedos sangren. 
Golpear paredes de tanto en tanto, arrastrarme por la lejanía de mis pensamientos (suplicando)
No estoy mal, pero no estoy bien. Cómo odio la mediocridad.
Me gustará sentir algo, incluso ese dolor desgarrador e inminente. Pero todo parece tan vano y superficial, tan estúpido. Tengo ganas de dejarte ir (y luego correr lo más lejos que pueda).
Tengo ganas de sumergirme en el mar (en mi mar de noche eterna).
Ojalá te doliera (pero no quiero que te duela)
Ojalá te sintieras culpable (no quiero que estés triste)
Ojalá lloraras como yo (no soporto verte llorar)
Me estoy clavando tus pecados en el corazón, pagando por ti… (como si no debiera suficiente por mi cuenta)
Dicen que cuando el dolor comienza a irse es señal de que estás muriendo…
Estoy muriendo. Dentro de esta sonrisa agrietada y esta mirada rota y cansada.
Me estoy muriendo.
Ojalá alguien hubiera hecho algo. ¿Por qué nadie hizo nada?
¿Por qué nadie me defendió? (Por que eras tú, quien debía cuidar de mi y terminó por traicionarme)
Nadie le dijo que estaba mal lo que hacía. Nadie.
Yo era la única loca diciéndole que estaba equivocándose, que me hería. 
¿Qué nadie vió la sangre?
¿Por qué nadie me decía que parara después de la segunda botella?
¿Por qué nadie me dijo que parara?
¿Por qué me dejaron tan sola?
¿Por qué no puedo olvidar todas esas cosas horribles que hice y me hicieron? 
¡¿Por qué no puedo olvidar?!(TE)

No hay comentarios: