jueves, 2 de febrero de 2012

Me dejó aquí...

Me han preguntado muchas veces "Por qué él?"
La lista sería muy larga. Hay muchas cosas que me gustan de él. En conjunto para mi es perfecto. Tal vez por que es todo es que soy y no soy. Nos gustan casi las mismas cosas y nos complementamos en otras.
Tiene los ojos verdes, siempre quise tener ojos verdes. Sus ojos son verdes con centro miel, él quería ojos oscuros, como los mios. eso me gusta.
Es divertido, siempre se esta riendo de algo y le gusta ver el lado positivo de las cosas incluso cuando yo insisto que no hay. Nunca había encontrado a una persona que me hiciera Sonreír con tanta facilidad, no sólo reir por una tontería, sonreír por algo. Es diferente.
Tiene lindas manos y suelen estar calientes a diferencia de las mías que por lo general están frías, no importa la estación del año que sea. Me gusta eso, el siempre esta "más calentito que yo".
Tiene el pelo suave, linda textura y lindo color, es un castaño que no había visto antes  y me encanta. Es más alto que yo, pero no demasiado y alcanza a tomar perfecto mi mano sin que ninguno de los dos esté incómodo.
Cuando nos acostamos y me abraza su cuerpo encaja perfecto con el mio. Su sonrisa puede derretirme. No importa lo enojada o triste que esté, su sonrisa es capaz de ponerme nerviosa, subirme la temperatura y hacerme sonreír como idiota.
No puedo "coquetear" con él, es el único que me hace sentir estúpida si trato de ponerme "seductora", no puedo ni tratar, me pone nerviosa y se me congelan las ideas, termino riendo como tonta. Cerca de él lo sexy se me esfuma, ha decir verdad muchas cosas pasan cuando estoy con él, me vuelvo torpe, no se actuar, no puedo cantar, no puedo bailar, entre otras...
Me gusta que estando con él siempre aprendo algo nuevo.
Me gusta que me dice cosas que no son ciertas bromeando y luego me dice "claro que no! como puedes creer eso?" y me gusta que en mi mente digo: "por qué tú lo dijiste" sabiendo que si viniera de alguien más, nunca me lo hubiera tragado en primer lugar.
Canta bien, toca la guitarra, tengo debilidad por los músicos (creo), también pinta... me fascina, escribe y hasta me molesta a veces que escriba mejor que yo. Es bueno en los deportes aunque no juegue mucho, pero juega tennis.. el único deporte que antes hubiera querido hacer y no pude, si tratara con él.. sería un desastre (aún más).
Me gusta que sabe como vestirse, le preocupa su aspecto pero no demasiado, puede hablar de ropa conmigo, no le molesta acompañarme de compras y me da una opinión sincera siempre.
No me deja ganar en los juegos, realmente me lo pone difícil... me agrada, me hace mejorar, me motiva.
Siempre dice que yo puedo hacerlo todo, que tengo talento, que le gusta lo que hago, que le gusta como pienso, que le gustan mis manos feas y mis pies raros y mi cabello desastroso, le gusta mi sonrisa fea y mi nariz horrenda y mis labios rojos. Le gusta que pueda sola y le gusta que me deje ayudar sólo por él, puede hablar conmigo horas sin cansarse, siempre tenemos de que hablar. Siempre hay algo interesante que decirnos.
Me cuida.
Es capaz de correr media ciudad para darme un globo de helio (que sabe amo) antes de que yo entre a una clase en un día sin significado en especial, sólo por que se acordó de mi cuando lo vio. O pasar una hora seleccionando 7 rosas perfectas.
Que nuestro número sea el 7. Que no olvide los aniversarios y siempre los haga especiales.
Siempre soy lo primero para él.
Le gusta molestarme y verme hacer berrinches de niña chiquita, le gusta abrazarme cuando los hago y decir que todo estará bien. Me hace sentir segura.
Me hace sentir que el mundo no es tan malo y que ha su lado todo lo que soñé puede ser verdad.
Me gusta que se ria de que como al revés las hamburguesas y que no me vea raro por que prefiero una malteada que un refresco cuando compro una.
Me gusta que se quede despierto acariciándome el pelo mientras yo me duermo cuando tengo miedo... Y me gusta más despertar y ver que me esta mirando, sonriendo y acariciando el rostro.
Me gusta que me diga que me veo linda durmiendo aunque no sea verdad y que me pida perdón por despertarme pero que no pueda no despertarme.
Me gusta cuando se sienta conmigo en silencio a ver las estrellas y luego empezamos a soñar mas cosas juntos.
Me gusta que me defienda de todas las personas que quieren lastimarme.
Me gusta que aunque trate de manipularlo alguna vez, no funcione con él y me lo diga pero igual haga las cosas no por callarme o por que se dejó manipular si no por que me ama tanto que igual quiere hacerlo por mi.
Me gusta que se rie por que quiero un ponny. Me gusta que se lleva bien con mi gato lestat. Me gusta que mi mamá lo adora como a un hijo. Me gusta que tome riesgos  y siga sus sueños. Me gusta que se coma mis pasteles aunque odie los pasteles.
Me gusta que siempre me dice que "la comida esta rica" aun cuando no es gran cosa sólo por que sabe lo nerviosa que me pongo cocinando para él
Me gusta que todos los días me dice que me veo hermosa aunque yo este en la peor facha del mundo.
Me gusta que crea en mi.
Me gusta su liderazgo silencioso, su imaginación desbordada y su locura de a (muchos) ratos.
Me gusta ver películas con él, anime y comer una pizza entera juntos.
Me gusta que odia hacerme llorar y trata de no hacerlo y se siente terrible si eso pasa.. tan terrible que es capaz de dejar cualquier enojo y tratar de hacerme sonreir.
Me gusta que igual que yo siempre trae un plumón permanente en el pantalón.
Me gusta gustarle. (Asi de rara, loca, dramática , desquiciada, manipuladora y solitaria)
Me gusta como se ve de negro, de rojo y de gris. Me gusta como se ve al dormir y al despertar y lo tierno que es cuando está enfermo.
 Me gusta cuando no cree que tiene que ser "el galán" que trae a todas las chicas y esta feliz sólo con "Tenerme" a mi.
Me gusta...
Él me gusta mucho. Desde que lo ví. Con una chamarra negra y lentes de sol y mi razonamiento decía "es un patán corre por tu vida". Me gusta igual, me gustó que se acercara a mi y sonriera y me hiciera temblar el mundo y querer estar con él, querer que me notara.
Me gustaba que me hiciera bailar en medio de la calle y que no le importaba lo que los demás pensaban de "la niña rara gotica sola triste y patética que se sienta en la oscuridad lejos de todos".
Me gustan sus besos en la nariz y como me enseñó a jugar con gotas de lluvia.
Me gusta que me haga hacer cosas nuevas y que no le importe que me porte como una niña pequeña y mimada a veces. Me gusta poder ser eso con él y sólo con él. Me gusta admitir que a veces le necesito.
Me gusta necesitarle.
Lo amo, desde que lo ví... lo amo y nunca pude olvidarlo o dejarlo ir.. no creo poder jamás... le amo...le amo aunque él no vuelva. Le amo aunque él insista en decir que ya cambió que no es el mismo  y que los cambios son buenos, le amo porque pensaba que éramos almas gemelas. Le amo porque era destino y no "coincidencias".
La amo aunque se haya ido hace mucho y me haya dejado sola con alguien que se le parece mucho pero no me trata igual.
Lo amo aunque a él se le haya olvidado que también me amaba y que ya no corra kilómetros por mi a media noche.
Le amo aunque rompiera todas sus promesas. Le amo... y le recuerdo cada día y de vez en cuando el aparece y me sonríe como antes y el mundo vuelve a tener sentido para mi...
Le amo tanto que espero verlo todos los días....espero y espero...
Lo amo tanto que lo prefiero a medias que lejos. (y yo odio las cosas a medias)
Le amo hasta el punto de humillarme, rogar, gritar, arañar, llorar y portarme como una persona mentalmente débil.
Le amo tanto que me hace sentir que sin él no puedo. Le amo tanto que sin él no quiero....
Le amo tanto que creo en los milagros y espero que vuelva que me diga que recuerda...
Le amo tanto que no me importan sus errores.
Le amo tanto que soy irracional y paso por encima de mi sólo para seguir con él.
Le amo tanto que no importa que la gente piense que soy idiota y que debería dejarlo porque en realidad no me ama.
Le amo tanto... que no pude irme.. aún cuando mi instinto de supervivencia y mi razonamiento gritaban que lo hiciera.
Le amo tanto que lo dejé todo por él una y otra vez esperando que él hiciera lo mismo por mi.

Le amo tanto  y me dejó sola... un día se fué y no volvió, no sé exactamente cuando... supongo que fue mi culpa..., me quedé esperando las piedras en la ventana a las 8 de la mañana , me quedé esperando verlo subir por la pared y sonreírme... me quedé esperando sus te amo susurrando  y las promesas que me hizo... Me dejó aquí.. con alguien parecido a él... que no está seguro de recordar (Me/nos/se)
Me dejó con la única persona que puede traerlo de vuelta y no se si quiere...
Me dejó aquí con él...

Pero no con el "él" que era.



Me dejó aquí esperando en el montón de promesas rotas....


Me dejó aquí totalmente destrozada a esperar su regreso.
(Y a llorar sobre nuestra historia)

1 comentario:

anarexiaciega dijo...

Hola princesa, porque es lo que eres una princesa. Y no por tener las piernas finas, sin apenas barriga y se te noten los huesos.
NO, eres princesa,porque todas y cada una de las mujeres somos dignas de ser princesas.

Amar o desamar nos enseña a sentir en lo más profundo de nuestros corazones, y a conocernos a nosotras mismas.

Sobre la locura, la soledad de las que hemos sufrido /sufrimos de querer acercarnos a esa perfección que ni siquiera conocemos, es más, ni siquiera sabemos si lo que deseamos es eso... . Tranquila, tranquila, creo que debemos de saber convivir con nuestra locura e incluso a veces amarla.

Recuerda, no estás sola. Nunca estas sola.

Un beso, dulce!