viernes, 19 de octubre de 2012

Se suponía que éramos amigos, se suponía que íbamos a estar allí para sostenernos y ya sé, tuve muchas caídas y siempre parecía estar envuelta en un lío tras otro, solías decir que yo siempre tenia algo nuevo que contar cada lunes y que de algún modo mi drama era entretenido. Pero dejo de ser entretenido ¿verdad? dejo de ser novedoso para pasar a algo tedioso y sin final; fuimos amigos y nos cuidamos las espaldas muchos años, yo te protegía tu escuchabas y no me dejabas caer, era casi como un acuerdo silencioso.
Pero ahora estoy aquí, tome decisiones erradas y que no me hacen aptas para continuar con nuestro acuerdo, es más, ya no necesitas nuestro acuerdo silencioso, ya puedes protegerte y sigues con tu vida sin ganas de escuchar y sostenerme como siempre, por que "ya fue mucho". Sólo escribo esto para decirte hey, gracias por romper el pacto tan sutilmente, ahora estoy aquí estancada en la vida que no planeé, con los errores que cometí, con esta depresión que nunca se ha ido y bueno, quiero agradecerte claro, por recordarme que nada es para siempre, ni si quiera lo que decíamos que era amistad.
Te extraño y por cortesía se que vas a decir "yo también a ti". Pero nada más.