sábado, 15 de diciembre de 2012

No soy yo.

No eres , es este mundo que no conozco al que le tengo miedo, envidia.

Es esta gente que antes caminaba conmigo  y ahora sólo camina a mi lado.

Son las esperanzas que sé que no debería tener y me explotan en la cara, hiriéndome, perforando mis ojos hasta hacerlos sangrar de decepción.

Ni eres ni soy yo, es el destino que se nos atraviesa una vez más, para probarnos ¿probar qué?

Son los obstáculos que no pudimos superar antes y estoy segura no superaremos ahora, por que tenemos la fuerza pero no la confianza (esa la vendimos por orgullo hace mucho, como si nos hiciera falta).

No soy yo, son los años a cuestas con el agua sucia bajo el puente (y el paso destrozado).

No eres, ni tus sonrisas a medias negándose a ver el pasado.

Ni soy yo ni eres , es todo lo que nos rodea que dejamos que nos haga daño (otra vez)

Y por eso estamos destinados al fracaso, por que ni es mi culpa ni es tuya pero seguimos empeñados en encontrar al ladrón que se robó el futuro que alguna vez soñamos tener.
(Y no lo vamos a encontrar)

Ni soy yo, ni eres , pero alguien tiene que escribir el final.





No quiero ser yo.

No hay comentarios: